El clima en Neuquén

icon
28° Temp
33% Hum
LMNeuquen espejos

Docente recicla espejos y vidrios para hacer mosaicos

Marcia Scartaccini Schattino es una docente neuquina que recicla espejos y vidrios en su casa para hacer lo que más la apasiona: mosaicos. Los hace por encargo.

Los espejos en la vida de Marcia Scartaccini Schattino son mucho más que superficies de cristal que reflejan la luz y las imágenes de algo o de alguien. Ella dice que son su “cable a tierra”, porque en ellos plasma lo que más la apasiona hacer: mosaicos.

Hace por lo menos ocho años que recicla algunos materiales para iniciar el proceso creativo que la apasiona sobre una superficie pulida que devuelve su imagen y la de otros. En esos momentos, confesó, su mente “solo ve rompecabezas de vidrios y espejos bailando sobre la madera hasta encontrar su lugar”.

Te puede interesar...

Es profesora de artes visuales, y hace varios años descubrió la técnica del mosaiquismo que embellece todas sus obras. Dice que siempre la apasionó hacer arte mediante la unión de pequeñas piezas y experimentar con distintas texturas, formas y colores.

Cerca de su casa hay una vidriera donde ya la conocen. Los cortes de vidrios y espejos que son descarte para el comercio, Marcia los junta y resignifica en sus trabajos. “Me ven llegar con los guantes y un balde, y ya saben”, contó esta neuquina, de 43 años. A veces también rescata algunos azulejos o cerámicos de una obra en demolición.

Luego, aplica esos materiales al diseño que primero imagina en su cabeza y luego proyecta alrededor de un espejo de mil formas. Hay otros elementos que los tienen que comprar, y en la conjunción de lo que se puede reciclar y lo que no, aplica el ingrediente más importante: su pasión por una de las artes más antiguas.

Tal vez, en sus inicios, aprendió para saber hacer algo distinto. Intervino así muchos objetos y su propia casa la delata. Hay espejos en la entrada. También en el sector de la cocina y en las habitaciones de sus hijos. “Toda la familia tiene algún espejo mío”, aseguró.

La técnica que aplica, además, trascendió hacia otros objetos y accesorios, como el porta llaves de su casa y la mesa recibidora. Aunque confesó que en los espejos se siente más cómoda.

En algún momento, también, se involucró de lleno con un proyecto más grande. La Escuela 354 no tenía numeración, y se le ocurrió que podía hacer un mosaico.

“Soy apasionada y autodidáctica, porque lo descubrí sola. Mirando videos, conociendo a otros artistas y experimentando por ensayo y error”, comentó.

Espejos reciclados- Marcia Maestra de plastica y artista (6).JPG

Se considera una “súper principiante” en un mundo que tiene muchas aristas para explotar. Aunque reconoció que en su página de Facebook se nota una evolución, desde que dio los primeros martillazos a un espejo para hacerlo mosaico.

Con los años, ese disfrute se transformó en un saber hacer redituable. Formó parte de la feria artesanal de Neuquén y ahora solo trabaja desde su casa y por encargo, más allá de ejercer la profesión de docente en la Escuela N°1. La pueden encontrar en su sitio Espejos Artesanales Ramsug.

La técnica del mosaiquismo le permite intervenir distintos objetos, por lo que también trabaja en volumen, realizando pequeñas esferas, por ejemplo. Pueden ser cajas de maderas y otros accesorios o superficies.

Las venecitas andan muy bien para este tipo de trabajos. Pero son caras, de modo que a Marcia se le ocurrió pintar los vidrios de descarte que reutiliza en sus obras como una gran solución para introducir una gama de vivos colores. “Los costos se abaratan bastante y los materiales rinden mucho más. Ese fue un gran cambio en todo este proceso que sigo con la técnica del mosaiquismo. Además, la pintura no se borra porque se aplica sobre la cara interna de las piezas de vidrio que voy usando”, explicó.

Espejos reciclados- Marcia Maestra de plastica y artista (10).JPG
Marcia junto a una de sus obras. 

Marcia junto a una de sus obras.

El arte como salvación

En pandemia, el arte que le corre por sus venas es un pilar para toda su familia. A sus hijos, de 15 y 11 años, les encanta lo que Marcia hace con sus manos y por momentos se entusiasman y participan del proceso creativo.

Pero Marcia destacó: “Ellos tienen otras vetas artísticas. Tocan la guitarra y dibujan, y menos mal que lo hacen, porque con este encierro tienen eso para sostenerse, entretenerse”.

En estos días, comentó que publicará nuevos espejos artesanales para la venta. El mosaico es un camino de ida en su vida. “Me encantaría seguir aprendiendo, es lo que más me apasiona”, cerró.

Espejos reciclados- Marcia Maestra de plastica y artista (5).JPG

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

5.5555555555556% Me interesa
85.185185185185% Me gusta
0% Me da igual
3.7037037037037% Me aburre
5.5555555555556% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario