Donald Trump arribó a Gran Bretaña y fue recibido por la realeza

Recorridas, té y cena en Buckingham.

Gran bretaña. El presidente estadounidense Donald Trump arribó ayer a Gran Bretaña y, como suele suceder cada vez que realiza una visita de Estado, comenzó la controversia. Al mismo tiempo que hubo manifestaciones en su contra y varios politicos británicos decidieron boicotear el banquete oficial, la familia real le abrió las puertas del palacio de Buckingham.

Tras un intento frustrado en julio pasado que acabó transformándose en una simple visita de trabajo debido a masivas protestas que sacaron a decenas de miles de londinenses a las calles para denunciar al mandatario como “misógino, homófobo, xenófobo”, Trump inició su primera visita de Estado al Reino Unido.

“Saqid Khan ha hecho un trabajo horrible como alcalde de Londres. Es un fracasado total que debería centrarse en el crimen en su ciudad y no tanto en mí”, dijo Donald Trump, El presidente le contestó al alcalde de Londres.

El norteamericano recibió una ceremoniosa bienvenida en el Palacio de Buckingham por parte de la reina Isabel II, quien le mostró en la galería real los objetos y fotos pocas veces exhibidos de George Washington. También participaron de la bienvenida el príncipe Carlos (con quien tomó un té en el palacio de Clarence House), rey en transición, su esposa Camilla, Kate y William, los duques de Cambridge, y el príncipe Harry -sin Meghan, la duquesa norteamericana-.

El banquete oficial se llevó a cabo por la noche y fue presidido por la reina Isabel en el palacio de Buckingham. Se esperaban 170 invitados, incluida la primera ministra Theresa May y Philip y su marido, pero los políticos británicos, comandados por el líder laborista Jeremy Corbyn y el alcalde de Londres, Sadiq Khan, decidieron boicotear la cena y no presentarse. Justamente con Khan, Trump se cruzó a través de Twitter.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído