Dueño de Space: "Tratamos a todos los chicos como si fuesen nuestros hijos"

Lo aseguró el dueño del boliche Space.

Dos semanas después del ataque sexual a una adolescente de 17 años en cercanías del complejo de cuatro boliches ubicado sobre Ruta 22, empleados municipales de Servicios Públicos comenzaron a limpiar los baldíos y chacras periféricas, una de las cuales es propiedad de grandes capitales ligados a la construcción.

La limpieza de la zona lindante al complejo era un reclamo de Mujeres en Lucha y otras organizaciones, y también fue un pedido que realizó el dueño de Space, el local bailable al que había concurrido la víctima, quien accedió a una charla con LM Cipolletti.

Te puede interesar...

“El boliche está limpio, pero pedí que limpien los terrenos linderos porque el estado en que se encuentran nos afecta, incluso por la falta de iluminación que hay en la zona”, dijo Mariano Manrique, el dueño de Space.

Las cámaras de seguridad que había en la zona se las llevó el propietario anterior de Kimika, hace poco más de un año, pero Manrique aseguró que al menos él está en plan de colocar dispositivos nuevos, tanto en el interior de Space, el boliche que él maneja, como afuera.

Sobre la presunta violación de la joven, la Justicia todavía no puede dar pasos firmes en la causa porque espera que la víctima esté en condiciones de declarar. Su testimonio, como ocurre en todas los casos en los que se investiga un delito contra la integridad sexual, es vital.

Del caso no es parte el boliche al que concurrió esa noche a bailar, pero Manrique igualmente reveló su interés: “Nos preocupa mucho lo que pudo haber pasado porque hay muchos padres que confían en nosotros. Si bien nuestra responsabilidad se circunscribe al interior del boliche, donde estamos atentos a todo lo que puede pasar, no podemos hacernos cargo de lo que pueda pasar con los chicos hasta que llegan a sus casas, no es que no nos importe”.

Aseguró que muchas veces han tenido que llamar a los padres para que busquen a sus hijos porque no están en condiciones de volver solos; o bien, no dejan ir a los jóvenes que están alcoholizados y, en la medida que pueden, tratan de ver con quiénes se van sus clientes.

Acotada a lo que pasa en el local

“Conozco a muchos padres y tratamos a todos como si fuesen nuestros hijos. El trabajo que hacemos es muy grande e importante, pero se nos complica intervenir en la parte externa”, recalcó el dueño de Space, Mariano Manrique.

Agregó que hacerlo responsable en parte de lo ocurrido es como si también lo fuera de un eventual accidente automovilístico que pudiese sufrir uno de sus clientes a la salida del boliche. “Nuestra responsabilidad es adentro”, concluyó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído