EE.UU. busca un militar ético para controlar robots

El objetivo es manejar la inteligencia artificial vinculada a la Defensa.

La búsqueda no tiene que ver con la habilidad en el uso de armas, la buena contextura física o la resistencia a adversidades emocionales en caso de caer en manos del enemigo. No es el militar común el que está buscando Estados Unidos, sino uno que sea fuerte por su ética, para desarrollar su capacidad estratégica cuidando las formas y los objetivos de la aplicación de la inteligencia artificial vinculada a la Defensa. De hecho, es ese Departamento el que marca las pautas de lo que necesita con el fin de tener más en claro hasta dónde deberían llegar los robots de combate. Se sabe que la tecnología puede ir cada día más allá, y sin una cabeza que la vigile, el desmadre podría ser enorme.

“Se trata de una posición para alguien que no sólo esté pendiente de la técnica, sino que sea un especialista en ética. Buscamos a alguien que tenga una profunda formación en ética, y luego ya los abogados verán como lo incorporamos dentro del Departamento de Defensa”, aseguró el teniente general de la Fuerza Aérea, Jack Shanahan.

Te puede interesar...

El proyecto arrancó en 2018 y todavía tiene un bajo presupuesto, pero se espera que vaya creciendo.

Actualmente, el sector encargado de la Inteligencia Artificial está en una fase incipiente a un año de su lanzamiento, con apenas 60 personas trabajando y un presupuesto bajo: 268 millones de dólares. “El objetivo -señala Shanahan- es acelerar la adopción e integración de inteligencia artificial por parte del Departamento de Defensa para lograr que tenga impacto en misiones a gran escala”. Desde el ejército estadounidense se preocupan en aclarar que todavía falta que corra bastante tiempo y práctica para que los robots, guiados por inteligencia artificial, se incorporen de lleno a despliegues militares. O sea, al campo de batalla.

“Queda un largo camino hasta lograr que estos pilotos, prototipos e ideas vayan a la guerra. Pero queremos desplegar las capacidades de la inteligencia artificial a gran velocidad y escala”, apunta Shanahan, quien destaca que entre los proyectos se encuentra el mantenimiento predictivo de los helicópteros SH-60 Seahawk, que es inteligencia artificial aplicada a proyectos de asistencia humanitaria para combatir desastres naturales, operaciones de inteligencia y automatización de proyectos en el ámbito de los negocios. Hace falta desarrollo técnico, pero, en especial, ético, para que esa inteligencia artificial quede bien nutrida por una cabeza humana.

Las primeras prácticas en 2020

En 2020 quieren empezar a practicar en la lucha contra incendios y en maniobras militares, centrando el esfuerzo en distintas facetas de las operaciones de combate “con ámbitos como la fusión de inteligencia en operaciones, el establecimiento de centros conjuntos de mando y control, sensores de disparo acelerados, sistemas autónomos de enjambre, desarrollo de objetivos y mejorar los flujos de trabajo en el centro de operaciones”, dijo el teniente Shanahan

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído