EE.UU.: una elección sucia y con récords millonarios

Trump y Hillary gastan una fortuna en una campaña muy agresiva.

Nueva york.- La campaña más agresiva y millonaria de la historia asoma de cara a las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, donde Hillary Clinton, por el partido Demócrata, y Donal Trump, por el Republicano, se disputarán el sillón de la Casa Blanca. Trump confía en que su estrategia de showman le sirva para conseguir espacio en televisión e internet cuando la verdadera batalla contra Clinton comience, si como se espera esta se impone al senador Bernie Sanders en las primarias demócratas. Pero para ello deberá enfrentarse a la maquinaria de campaña de Clinton, que espera tener a su disposición la cifra récord de más de 1000 millones de dólares.

Asesores, expertos en "big data" y creativos de televisión esperan tener vía libre para centrarse sin contemplaciones en la figura del magnate de los casinos. "Trump está a punto de dirigirse de cabeza a una sierra mecánica de mil millones de dólares", explicó la semana pasada Stuart Stevens, el asesor del candidato republicano de 2012, Mitt Romney. Para destrozar a Trump y conseguir fondos, Clinton ha empezado a dirigirse incluso a donantes republicanos, que como los militantes que quemaron su carnet en Facebook al conocer la victoria de Trump en las primarias, están horrorizados con el nuevo rumbo que ha tomado su partido. Según la web Politico, la campaña de Clinton está manteniendo discretos contactos con donantes del ex gobernador de Florida Jeb Bush para recordarles que ella representa sus valores mejor que Trump, algo que si bien podría no promover apoyos de manera abierta, mantendría a importantes figuras dentro del Partido Republicano lejos de Trump y sus acólitos.

Mientras tanto, Trump ha matizado su discurso en el que repetía una y otra vez que él se está financiando su carrera a la presidencia y que no está influenciado por intereses de grandes fortunas para comenzar a decir que quiere recaudar dinero para el Partido Republicano. "Vamos a intentar recaudar más de mil millones de dólares, porque es algo necesario. Los demócratas podrían llegar a recaudar hasta 2000 millones", explicó.

El primer cambio de estrategia de Trump, acostumbrado a multitudinarios eventos durante las primarias, se puede ver en la invitación lanzada el viernes para un evento en Nueva Jersey al que los asistentes deben pagar 200 dólares. Pero la mayor fortaleza de Trump puede estar en su capacidad de atraer la atención de los medios con sus salidas de tono con gastos en promoción en la pequeña pantalla. Estas cifras desorbitantes y la promesa de Trump de "devolver multiplicado por diez cualquier ataque" auguran una de las campañas más sucias y negativas de la historia.

Show: Trump se sobrepuso a las críticas que aseguraban que era un "showman" sin experiencia política.

Sube porcentaje de republicanos

Una mayoría de voces demócrata asegura que las encuestas dejan claro que un supuesto enfrentamiento entre Trump y la ex secretaria de Estado Hillary Clinton en las generales permitirá a esta última una cómoda victoria con abultados márgenes. Sin embargo, una reciente encuesta de NBC indica que el porcentaje de republicanos que no se ve votando a Trump ha pasado de casi el 80% al 30% en unos meses.

El comentarista de la CNN y activista progresista Van Jones aseguró que los demócratas se están tomando a Trump muy "poco en serio".

"No creo que los demócratas entiendan que hay una marea humana que pide cambio, cambio de cualquier tipo", aseguró Jones, que ha criticado a los demócratas por seguir el mismo esquema que permitió a Trump alzarse con la nominación y quien considera que Trump podría proclamarse presidente de la primera economía mundial si se baja la guardia y los votantes demócratas no se movilizan en estados clave.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído