El avance del evangelismo

En 10 años creció 13 por ciento la adhesión a esa religión en Neuquén. Un fenómeno que hoy se mete en la política local.

El evangelismo es una corriente religiosa que ha sido subestimada en el país y sobre todo en la provincia de Neuquén, donde la construcción de más templos y la participación de los pastores en la vida política se hace cada vez más fuerte. El dato fuerte es que, en una década, la cantidad de feligreses que se sienten representados creció un 13 por ciento. Pasó del 21,6 al 24,5 por ciento del total, siendo esta provincia la de mayor crecimiento y base de esta corriente cristiana. Los datos salen de la Segunda Encuesta Nacional sobre Creencias y Actitudes Religiosas, del Centro de Estudios e Investigaciones Laborales –CEIL-CONICET. La encuesta se hizo entre agosto y septiembre de este año en 89 centros urbanos y Neuquén aparece como un bastión evangelista, pero, además, como una de las provincias donde se contrajo fuertemente el catolicismo, la religión base de la Argentina y Latinoamérica: en una década, pasó de 61,5 por ciento al 51%. Pero el avance de esta religión cristiana y el retroceso del dogma que hoy centraliza el Vaticano ha sido estudiado desde lo que proyecta la trama de su discurso. Mientras que el católico se centra en una base moral sobre el mundo de lo que está bien y mal, entre el pecado y la salvación, el evangelismo se hace fuerte en lo pragmático: busca sostener lazos familiares de familias tipo, hétero-patriarcal, ayudar a personas rehenes de adicciones y llevar una vida de trabajo y progreso. Los ayuda a superar debilidades para luego reclutarlos en la iglesia. En Neuquén, el pastor David Schelereth fue elegido diputado nacional en 2017, en plena espuma del macrismo, impulsado por Pechi Quiroga. Ese hecho abrió la puerta a una discusión que se metió en las venas de la política neuquina.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído