El boleto, en manos del TSJ

Se aguarda con expectativa en el Concejo Deliberante una respuesta del Tribunal Superior de Justicia (antes del inicio de la feria de verano) al planteo que hicieron los bloques de la oposición para sacarle al intendente Horacio Quiroga la facultad que se autoadjudicó de fijar por decreto los aumentos tarifarios del transporte público.

La pelea se originó cuando el Deliberante aprobó una ordenanza para que Quiroga no use más la llamada cláusula gatillo con la que viene aumentando el boleto urbano cada vez que suben los costos de las empresas. El intendente vetó esa norma y la devolvió al Deliberante, donde se necesitaban dos tercios de los votos para “insistirla” o pasaba a archivo.

Te puede interesar...

Pero el 7 de junio los concejales de la oposición consiguieron los dos tercios y aprobaron la insistencia de la ordenanza, con la cual cayó el veto. Luego se intensificó la disputa respecto de la validez o no de esa sesión, que es lo que la Justicia deberá dirimir ahora.

La Carta Orgánica refiere a que es el Deliberante el que debe fijar el valor del boleto y no el intendente. Pero Quiroga no ve las cosas de esa manera.

Los jueces deben definir si cada suba del boleto sigue en manos de Quiroga o si vuelve al Concejo.

La expectativa de los concejales de la oposición va en aumento porque días atrás algunos vocales del TSJ solicitaron nuevas pruebas relacionadas con la sesión.

Mientras se espera esta definición, el boleto podría tener otro aumento en enero, ya que cayó el subsidio nacional al servicio. Nación no aportará más los $200 millones que se necesitarían para evitar que, por cada boleto con tarifa plena, los vecinos tengan que pagar el equivalente a 1,20 dólares, según lo refirió la propia empresa Autobuses Santa Fe para posibilitar el sostenimiento del servicio en la ciudad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído