El Brent se aleja y no se sabe hasta cuándo

Esta semana el barril tuvo un pico de 62,2 dólares. El precio trajo a colación la diferencia con el valor local, que se lee en pérdidas para las petroleras y las provincias.

El precio del petróleo Brent llegó esta semana a los u$s 62,30 por cada barril comercializado. La suba volvió a ser motivo de tensiones que se expresan por lo bajo entre los principales referentes de compañías petroleras, ante el marco de dificultades que les impone el límite al precio decretado por el gobierno nacional, que busca de este modo mantener los precios a raya.

La medida, sobre todo, la vienen padeciendo las empresas no integradas, en un contexto en el que además no se sabe cuál será la puerta de salida para la incertidumbre actual. Se trata de las que no tienen refinerías propias y, por lo tanto, no pueden amortiguar en la comercialización de productos derivados parte de lo que dejan percibir por los valores a la baja que les impuso el gobierno nacional para su crudo.

El decreto 566/19 estableció un techo de u$s 59 para el barril de Brent en Argentina, pero con una cotización de $45,19 para el dólar al que deben liquidarse. Es decir, estableció un límite al precio internacional dentro del país y fijó un dólar petrolero.

Así, Nación buscó frenar un aumento de naftas luego de las PASO: trató de trasladar en una suba de combustibles el costo del transporte en artículos de la canasta básica.

La semana pasada, flexibilizó esa restricción al sector petrolero y con un subsidio llevó a 50 pesos por cada dólar de un barril comercializado.

El barril tiene un techo de 59 dólares en el mercado interno. Al mismo tiempo, la cotización del dólar petrolero es de 50 pesos.

Por caso, el lunes el incremento internacional del precio del Brent (u$s 62,2) implicaba una brecha, en los papeles, de 12 dólares por cada barril. Pero en rigor es más amplia.

Es así: cada barril de Brent en el mundo, calculado en pesos, implicó al precio de principios de la semana, por caso, unos $3621 (los u$s 62,2 por cada barril con una cotización oficial de $58 para la divisa estadounidense en Argentina).

En el mercado argentino, la cuenta en pesos da un barril que se puede vender a $2950 (los 59 dólares que marcan el techo impuesto por el decreto nacional, liquidados a la cotización de un dólar para el sector de $50). Luego de las últimas medidas de la semana pasada, el precio de venta real, tomando el dólar oficial, es de unos 50 dólares.

Sin embargo, puesto en el mercado interno, un barril tiene entre 5 y 6 dólares más de descuento, dejando a algunos proyectos de shale oil al borde de la capacidad de recupero de la inversión, según argumentan desde las empresas.

De este modo, la brecha real entre el barril local y el internacional fue superior a los 15 dólares. Es lo que ocurre a la hora de comparar la producción de formaciones como Permian en Estados Unidos y lo que sucede con el shale oil de Vaca Muerta, al menos, por los 90 días en los que regirá el decreto.

Las regalías a escena

Al mismo tiempo, el corset para el sector petrolero también impone una severa pérdida de regalías para la provincia.

Si bien todavía es difícil precisar la cifra, el gobierno neuquino sostuvo en su pedido de nulidad a la Corte Suprema de Justicia de la Nación del decreto de necesidad y urgencia 566 que impuso el cambio de reglas que perdería 1800 millones de pesos por el precio del crudo que regirá.

En buena medida, las regalías petroleras configuran un ingreso sustancial para la Provincia, del orden del 30 por ciento de los ingresos previstos en el presupuesto del 2019, según lo que aprobaron los legisladores neuquinos en 2018.

Neuquén, pese a la flexibilización de la medida de la semana pasada, no desistió de su reclamo en la Corte pese a las instancias políticas de negociación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario