El buen vecino paga otra vez

La deuda de CALF y el aumento de la tarifa, dos prendas de la política, se van a cargar a cuenta de los usuarios.

Al final va a aumentar la boleta de la luz en la ciudad. Y los usuarios del servicio eléctrico terminarán pagando de una u otra forma la multimillonaria deuda de la distribuidora con la mayorista eléctrica. En un año con tanto proselitismo como el presente, todo anuncio es político. Ayer el intendente Horacio Quiroga autorizó el incremento de la tarifa eléctrica a la cooperativa CALF, a la vez que anunció una gestión personal para conseguir un préstamo para que la prestadora pague una deuda de 500 millones de pesos, más o menos, con Cammesa, la empresa que ostenta el monopolio del mercado eléctrico mayorista.

El titular de la cooperativa, Carlos Ciapponi, se lanzó a la campaña por la intendencia mientras crecía la controversia con Cammesa por la deuda. El presidente de la distribuidora aseguró que “la deuda está en la calle”, en referencia al cúmulo de pesos en las facturas impagas por parte de los usuarios.

Te puede interesar...

La deuda con la mayorista fue usada por Quiroga como excusa para no darle un aumento tarifario que pidió la cooperativa, al mismo tiempo que en los medios sus autoridades decían que rechazaban los aumentos porque “la gente no puede pagarlos”.

Los costos de la energía aumentaron en torno al 2500 por ciento desde que Mauricio Macri instauró una política de tarifazos permanentes. Mientras que CALF se endeudó, las grandes empresas energéticas mejoraron sus cuentas de forma radical gracias a la política tarifaria del gobierno nacional.

De uno y otro lado de la grieta de la política se cruzan culpas por los tarifazos y los atrasos en los pagos. No obstante, al final todas las cuentas las pagarán los vecinos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído