El clima en Neuquén

icon
24° Temp
59% Hum
La Mañana vacunas

El COVID puede haber matado entre 80.000 y 180.000 trabajadores sanitarios

La Organización Mundial de la Salud advirtió que la falta de vacunas podría hacer que la pandemia continúe hasta bien entrado el próximo año.

El COVID-19 afectó gravemente al personal sanitario y puede haber causado la muerte de entre 80.000 y 180.000 personas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se estima que hay unos 135 millones de trabajadores sanitarios en todo el mundo.

El jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que hay que dar prioridad a los trabajadores de la salud para que reciban las vacunas, y criticó la injusticia en la distribución de las vacunas.

Te puede interesar...

Anteriormente, otro alto funcionario de la OMS advirtió que la falta de vacunas podría hacer que la pandemia continuara hasta bien entrado el próximo año.

"Los datos de 119 países sugieren que, por término medio, dos de cada cinco trabajadores sanitarios en el mundo están totalmente vacunados", dijo el Dr. Tedros. Y agregó, "Pero, por supuesto, esa media oculta enormes diferencias entre regiones y grupos económicos".

Menos de uno de cada 10 trabajadores sanitarios están totalmente vacunados en África, en comparación con ocho de cada 10 en los países de ingresos altos.

El Dr. Bruce Aylward, uno de los principales responsables de la OMS, ya había señalado que la falta de suministro de vacunas a los países más pobres podría "prolongarse fácilmente hasta 2022".

Menos del 5% de la población africana ha sido vacunada, en comparación con el 40% en la mayoría de los demás continentes.

La gran mayoría de las vacunas Covid en general se han utilizado en países de renta alta o media-alta. África sólo representa el 2,6% de las dosis administradas en el mundo.

La idea original de Covax, el programa mundial respaldado por la ONU para distribuir vacunas de forma equitativa, era que todos los países pudieran adquirir vacunas de su fondo común, incluidos los ricos.

Pero la mayoría de los países del G7 decidieron no hacerlo cuando empezaron a hacer sus propios acuerdos individuales con las empresas farmacéuticas.

El Dr. Aylward exhortó a los países ricos para que renuncien a sus puestos en la cola de las vacunas, de modo que las empresas farmacéuticas puedan dar prioridad a los países con menos ingresos.

Afirmó que los países ricos necesitan "hacer un balance" de su situación con respecto a los compromisos de donación adquiridos en cumbres como la del G7 en St Ives este verano.

"Puedo decir que no vamos por buen camino", dijo. "Realmente tenemos que acelerar o, ¿saben qué? Esta pandemia va a durar un año más de lo necesario".

People's Vaccine -una alianza de organizaciones benéficas- publicó nuevas cifras que sugieren que sólo una de cada siete de las dosis prometidas por las empresas farmacéuticas y los países ricos llegan realmente a su destino en los países más pobres.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario