El clima en Neuquén

icon
35° Temp
29% Hum
LMNeuquen cuarentena

El delivery de libros trajo alivio para las librerías

El Gobierno habilitó la venta por internet y la entrega a domicilio. Reciben los pedidos por las redes sociales.

Por Pablo Montanaro - montanarop@lmneuquen.com.ar

“Nos da un poco de aire porque la situación está muy complicada”, se sinceró Matías Buduba, propietario de Malapalabra, en relación con el decreto gubernamental que incluyó a las librerías en el listado de actividades y servicios exceptuados durante la cuarentena, y que les permite vender libros por internet y entregarlos a domicilio.

Te puede interesar...

Todos los días de 9 a 18, los cuatro libreros que se unieron para abrir Malapalabra se distribuirán por zonas para hacer las entregas de los pedidos que llegaron a través de Facebook, Instagram y Whatsapp.

Decidieron que dentro de la zona centro de la ciudad el servicio de entrega a domicilio será gratuito; en tanto que fuera de las quince cuadras a la redonda tendrá un costo de 50 pesos, como también para las entregas en Centenario. El cliente que compre libros por más de 3 mil pesos no tendrá gasto extra.

“Vender por internet y hacer delivery nos permite tener un ingreso aunque sea a cuentagotas, y que el libro le llegue al cliente a su casa está bueno, pero nada se compara con tener las puertas de la librería abiertas porque el cliente viene, revisa los libros, va eligiéndolos, nos pregunta, se establece otra relación”, comentó Matías.

Santiago de Libracos empezó a organizar el sistema de venta online y entrega a domicilio. “Para nosotros esto es nuevo, tenemos que cambiar la estructura de ventas”, reconoció. Señaló que con los vendedores harán un horario reducido para tomar los pedidos de libros que promocionarán “fuertemente a través de Facebook, Instagram y Whatsapp ya que la librería no cuenta con página web”

Estimó que a partir de la próxima semana pondrán en marcha la venta por internet y el delivery. “Una vez que contemos con los permisos de circulación, nos organizaremos. Todavía no sé si haremos el reparto nosotros o contrataremos un servicio de mensajería”, expresó.

Subrayó que la situación de las librerías, como la del comercio en general, “es muy compleja”. “Sobre todo porque este año la venta de libros escolares, que es nuestra época de cosecha, no existió. Los chicos empezaron las clases y a la semana se inició el aislamiento obligatorio, y muchas padres no compraron los libros, y mucho menos lo van a comprar ahora si no saben cuándo vuelven las clases. Esto nos partió al medio, sumado a los cuatro años anteriores que fueron catastróficos para la industria editorial”, explicó.

“Soy optimista en que la gente va a comprar libros por internet. Esta cuaren- tena tiene que incentivar a la gente a la lectura”, dijo Matias Buduba, propietario de Malapalabra Casa Librera

“Los libros infantiles para pintar, para leer cuentos o con actividades escolares fueron los que más nos pidieron”, comentó Vanesa Garay de Laberinto Libros de Zapala.

Desde el jueves que comenzó a recibir pedidos de libros, junto con su marido a partir de las 17:30 salen con el coche a entregarlos a domicilio. “Mi marido maneja y yo bajo y entrego. Voy con el barbijo y el alcohol en gel”, comentó la librera.

Los pedidos los reciben por las páginas de Facebook e Instagram y al celular. Ayer por la tarde entregó más de 50 libros en distintas zonas de la ciudad. “Sobre todo los que traen actividades para los chicos y mucha demanda de novelas de Gabriel García Márquez, Paulo Coelho, Florencia Bonelli, Gabriel Rolón, entre otros”, detalló.

Señaló que la cuarentena llegó en un momento clave para el rubro. “Nos agarró justo en la temporada escolar y no pudimos contar con los libros que habíamos pedido porque quedaron varados en Buenos Aires”, indicó

En San Martín de los Andes, la librería Patalibro recibe las consultas o pedidos de libros en su página web, Facebook, Instagram, Whatsapp y correo electrónico. Silvia Walker contó que el servicio de delivery para la zona centro hasta el sector Vega San Martín cuesta 100 pesos. “Si la persona vive más lejos, puede indicarnos una dirección céntrica para que lo entreguemos donde nos diga”, sostuvo.

Estrategias y ofertas para afrontar la cuarentena

A pocos días de abrir sus puertas al público en la calle Córdoba 566 de Neuquén capital, Malapalabra (fusión de dos librerías, Abrí Mundos y Orillas Casa de Libros) tuvo que bajar la persiana debido al aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el gobierno nacional.

A partir de allí, los libreros pensaron en varias estrategias que los pudieran ayudar a cubrir sus compromisos de cara a la reducción del caudal de ingreso que la cuarentena les iba a significar. A través de las redes sociales, pusieron en marcha una campaña de oferta de libros bajo el modo “compra a futuro”.

“Armamos un catálogo de 1800 títulos de distintos géneros literarios que hicimos circular por las redes sociales. El cliente compraba el libro con descuento por transferencia bancaria y, una vez que se levantara la cuarentena, podría venir a retirar el o los ejemplares a la librería”, explicó Matías Buduba. Y agregó: “Con eso pudimos tirar este tiempo, pero obviamente no reemplaza lo que puede venderse un día normal con la librería abierta”.

Esta semana, los cuatro libreros de Malapalabra se encargaron de hacer la entrega a domicilio de los más de 200 libros que vendieron durante esa campaña que les permitió afrontar ciertos gastos.

LEÉ MÁS

La pérdida de olfato y de gusto es motivo de sospechas de Covid-19

El Gobierno recomienda el sexo virtual para reducir el riesgo de contagios de coronavirus

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
100% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario