El Español se abre al teatro local con Esperando la carroza

En el marco del aniversario de Neuquén, la obra de Lioy se presentará hoy a las 20:30.

Neuquén.- Después de más de dos años de funciones a sala llena en El Arrimadero y despedidas que no pueden marcar un verdadero fin, llega al Teatro Español la versión neuquina de Esperando la carroza. Se trata del clásico grotesco criollo, escrito por Jacobo Langsner, y que se convirtió en uno de los emblemas de la cultura nacional a partir de la versión cinematográfica de Alejandro Doria.

La función se llevará a cabo hoy a las 20:30, cuando Cane Aiello, Silvia Ayzenzzteyn, Raúl Braga, Marcela Delavault, Alejandra Kasjan, Silvio Losino, Beto Mansilla, Noemí Rozemberg y Silvina Forquera se suban a escena, dirigidos por Gustavo Lioy, para recrear la célebre historia que pone en evidencia las miserias, envidias y costumbres de una familia que, en medio del típico almuerzo dominguero, se entera de que la octogenaria Mamá Cora -la abuela del clan- se ha tirado a las vías del tren.

“Hace dos meses nos llamaron desde la Fundación del Banco Provincia porque querían abrir el teatro a elencos locales. La idea era arrancar con nosotros y sobre todo en el día del aniversario de Neuquén. Esperando la carroza es una obra popular que podía funcionar”, contó Gustavo Lioy, quien también está a cargo de la puesta en escena del espectáculo.

“El Español estuvo más abierto a los artistas de afuera, no se usaba mucho para el teatro local, sobre todo por la magnitud del escenario y la platea. Además, tiene un público diferente al de las salas independientes. Por eso aceptamos el desafío y comenzamos a trabajar para aumentar la puesta y la proyección de los actores, que estaban acostumbrados a espacios más chicos. Fue un trabajo arduo pero muy gratificante”, sostuvo y añadió: “Queremos que venga todo el mundo, la gente que la aplaudió y quienes no la han visto todavía. Va a ser una fiesta para todos”.

Impronta del texto original

El director señaló que al público le gusta mucho la obra porque, de alguna manera, se siente como dentro de la película. “Es un clásico, todo el mundo la ha visto y conoce de memoria las frases. Los personajes están muy arraigados en el inconsciente colectivo”, afirmó. Sin embargo, aclaró que su versión está basada en la pieza original que mantiene diferencias con el film. “Hay personajes que en la película han quedado desdibujados y en la obra tienen más desarrollo. Mamá Cora no aparece, salvo al final, así que el humor surge en otras circunstancias”, destacó Lioy.

Una escena que nunca se detiene

Gustavo Lioy es egresado de la Escuela Nacional de Arte Dramático de Buenos Aires y llegó a Neuquén hace once años “para probar suerte”. “Lo primero que hice fue una obra dirigida por Alicia Fernández Rego, así que empecé a lo grande”, recordó el director que desde el 2010 está a cargo de El Arrimadero. Tras la despedida de Te voy a matar, mamá, el teatrista prepara otro revival de Esperando la carroza para el último sábado de octubre en Villa La Angostura, en el marco del Encuentro de Teatro organizado por Teneas. A su vez, de cara al festival inspirado en Javier Daulte que tendrá lugar en diciembre, Lioy ya se puso en marcha para llevar a las tablas 4D Óptico, la comedia de ciencia ficción creada por el prolífico dramaturgo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído