El famoso espíritu navideño existe

Localizaron áreas cerebrales que se activan con esta celebración.

Copenhague.- Falta apenas un puñadito de días para que llegue la Nochebuena y lo que para algunos es una fecha muy esperada, para otros es prácticamente una tortura.

Las reuniones familiares, los brindis, los adornos alegóricos y todo lo que encierran estas celebraciones de fin de año pueden ser fatales para aquellos que carecen del espíritu navideño necesario.

Y cuando decimos "carecer", estamos hablando literalmente, ya que la ciencia ha comprobado que ese espíritu del que todos hablamos realmente existe y que está localizado en el cerebro.
Para un estudio, cuyos resultados fueron publicados por la revista British Medical Journal, varios neurólogos de la Universidad de Copenhague (Dinamarca) seleccionaron a 10 voluntarios que suelen celebrar la Navidad cada año, frente a otros 10 que, por ser de países donde esta tradición no está muy arraigada, no lo hacen.

85% de las personas prefiere comprar algún aparato tecnológico para las fiestas.

Ambos grupos fueron sometidos a una serie de resonancias magnéticas para ver cómo reaccionaban sus cerebros mientras veían imágenes relacionadas con la Navidad y otras similares, aunque sin un componente navideño. La premisa era que algo diferente se produciría en quienes son amantes de estas celebraciones, una hipótesis que fue comprobada en los hechos.

Los resultados mostraron que en quienes gustan de la Navidad, se activaban áreas de la corteza motora sensorial, la corteza premotora y la motora primaria, además del lóbulo parietal (inferior y superior), algo que no sucedió en quienes habita el espíritu del Grinch, aquel personaje de ficción que odiaba la Navidad.

Llamativamente, las zonas activadas son las asociadas con la espiritualidad, la satisfacción, los sentidos o el reconocimiento facial, entre otras muchas funciones.

"Son zonas que se activan en las situaciones afectuosas", explicó Carlos Tejero, vocal de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

Sin embargo, y más allá de que en los hechos se produjo una reacción diferente, los autores del estudio son cautos y explican que aún se necesitarían más investigaciones para comprender totalmente la respuesta de un individuo a la Navidad.

Por ejemplo, según ellos, sería de gran ayuda monitorear la respuesta en grupos etarios diferenciados, ya que "la percepción de estas fechas es distinta si eres un niño, que cree en la existencia de Papa Noél y principalmente recibe regalos, o si eres un adulto, que principalmente los compra".

No es una fiesta universal

Aunque para la cultura occidental la Navidad es un fecha especial, esta celebración no es universal. De cerca de 200 países, al menos unos 27 no la celebran y tampoco tienen una celebración parecida. Algunos de ellos son Pakistán, Israel, Marruecos, Turquía y Taiwán, donde en realidad existe una magra porción que se vuelca hacia esta festividad. Al menos una décima parte de los aproximadamente 19 millones de habitantes de este país (cerca de 300 mil cristianos e igual cantidad de protestantes) se contagia del regocijo de esta celebración originalmente religiosa.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído