El FpV y Cambiemos salen a la calle a pelear los votos

En Neuquén, la militancia y las redes sociales "trabajan" para el 22.

Adriano Calalesina
adrianoc@lmneuquen.com.ar

Neuquén. La disputa entre Scioli y Macri, de cara al ballotage del 22 de noviembre, tendrá diferentes estrategias para captar ese voto ¿indeciso? que supo ir a Sergio Massa, a la izquierda y al progresismo.
Los dos sectores trabajarán sobre las carencias que tiene el otro y a partir de allí seducirán al electorado. En el medio está la apuesta del MPN y la cruzada personal que tiene el gobernador Jorge Sapag (y el sector azul) en jugar con Scioli.

En el FpV se trazaron varias estrategias, según comentaron varias fuentes partidarias a LM Neuquén. Buscarán el voto de clase media, independiente y peronista que se volcó por el massimo, fuerza que sacó un 26,33% en la provincia.

No habrá discursos tan ideológicos, sino medidas concretas para apostar a la clase media y a sostener el nivel de empleo, consumo y los beneficios directos. A pesar de las diferencias, el PJ y las organizaciones del kirchnerismo trabajarán codo a codo.

35,64% de los votos sacó Daniel Scioli en la provincia.

Corresponden a 131.169 sufragios. Son 25.321 votos más que en las PASO. Si bien mejoró su performance, lo hizo con la ayuda de un sector del MPN que profundizó su campaña por Scioli.

También habrá un "grupo especial" encargado de buscar el voto "anti-Cristina" pero que duda entre darle el apoyo a Scioli o a Macri.

28,09% obtuvo Mauricio Macri en todo el ejido provincial.


Son 103.395 votos. Sumó 14.490 sufragios más que en las primarias. Hoy suma apoyo de sindicalistas como Guillermo Pereyra y de sectores del sobischismo dentro del MPN.

"Tenemos distintas reuniones, va a haber pronunciamientos académicos y sindicales. No todo el massimo está con las órdenes de Guillermo Pereyra", dijo Marcelo Zúñiga, del Movimiento Evita.
La apuesta del FpV será en Rincón de los Sauces, Chos Malal y los distritos 64a y 1G, en Neuquén capital, donde más votos obtuvo Massa. Allí pretenden dar la batalla para posicionar al sciolismo.

En el frente Cambiemos, la cuestión está más clara. Creen que los sufragios de Massa irán en forma mayoritaria al macrismo y con eso servirá para ganar la elección.

"Nosotros tenemos esperanzas no sólo de ganar en el país, sino también en Neuquén. Esperemos que la campaña no tenga un tono agresivo. Apelamos a que la gente se cansó y quiere un cambio", expresó Leandro López, diputado nacional electo.

Como logros electorales, mostró que en Zapala (tierra del FpV que comanda la intendenta Soledad Martínez) ganó Macri, así como también en San Martín de los Andes y Villa La Angostura. Además, en la capital, el macrismo estuvo a mil votos de imponerse.

La campaña de Cambiemos se reforzará en las redes sociales, donde están convencidos de que ganaron la batalla en ese público.

Fuentes del Gobierno reivindicaron el proyecto de Scioli para mantener las reglas de juego en el sector petrolero. Vaca Muerta asoma como central para el sector azul, para mantener las inversiones y el nivel de empleo. Y el oficialismo ya pone en marcha su estructura.

El MPN blanco y su fidelidad PRO

El MPN blanco, con algunos ex funcionarios sobischistas, ya se encolumna detrás de Mauricio Macri para redoblar la apuesta este 22 de noviembre. En una carta abierta, llamaron a no creer "en los males que se pronostica con Macri, las desgracias y otras falacias, producto de concepciones fundamentalistas". "En Neuquén se intenta amedrentar a nuestra gente diciendo que caerá el precio del petróleo, que bajarán las regalías, que no se harán obras, no se construirán viviendas ni rutas y tantas otras mentiras", sostuvieron desde el sector blanco.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído