El clima en Neuquén

icon
10° Temp
52% Hum
La Mañana hielo

El hielo precipitó la llegada del invierno

La ciudad de Neuquén se estremeció con registros bajo cero durante toda la mañana.

Seguramente fueron muchos los que el sábado pusieron en duda el pronóstico de heladas y la llegada de una ola polar que los especialistas lanzaron a modo de alerta para mediados de esta semana en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén. Con una máxima de 26 grados ese día, pocos creyeron que la temperatura tendría un brusco descenso por debajo de la línea de cero y que una densa capa de hielo cubriría a las ciudades de la región.

Pero el pronóstico se cumplió y las mínimas fueron mucho más bajas que las que habían sido anunciadas: en algunos sectores –según el Servicio Meteorológico Nacional- la columna de mercurio descendió a los -9 grados.

Te puede interesar...

Si bien la población está acostumbrada a estas gélidas temperaturas durante fines del otoño y principios del invierno, fue necesario que las autoridades desplegaran un amplio operativo para evitar accidentes debido a la gran acumulación de hielo que se formó en calles y esquinas.

Desde temprano, empleados de la Municipalidad de Neuquén comenzaron a tirar sal y arena en los lugares más críticos para permitir una mejor tracción en las ruedas de los miles de vehículos que habían comenzado a transitar con las primeras luces del día.

De la misma manera, los peatones tuvieron que poner toda su atención atención en cada vereda o cruce de calle que pisaban, ante la posibilidad de que un inesperado resbalón que pudiera poner en peligro su integridad física.

Los primeros registros que se dieron a conocer durante la madrugada informaban de 4 y 5 grados bajo cero aunque con el correr de las horas, la temperatura siguió su descenso, pese a los incipientes rayos del sol que en vano intentaban contrarrestar los efectos de la helada.

Así, cada gota de agua se convirtió en hielo. Pequeñas cascadas que caían en árboles y plantas se transformaron en caprichosas esculturas que parecían de cristal; céspedes y pastos quedaron tapizados de escharcha. Y no hubo más que resignarse a la evidencia: con su perfil más despiadado, el invierno ya era una realidad.

SFP Frio hielo helada (4).JPG

Confiterías y restobares se convirtieron en refugios de centenares de personas que habían salido a la calle para hacer trámites o compras. Con gorros, bufandas que tapaban prácticamente los rostros, gruesos abrigos y manos en los bolsillos, fueron muchos los clientes que llegaron en busca de una taza humeante de café que les reconfortara el cuerpo para luego poder seguir con su rutina cotidiana. Quienes no tuvieron la misma suerte fueron aquellos que habitualmente trabajan en la calle: vendedores ambulantes, obreros de la construcción, policías, empleados municipales y malabaristas que se ganan el peso diario en las esquinas.

Recién en horas del mediodía el sol logró imponerse al hielo y la temperatura fue aumentando de a poco hasta que la ciudad respiró un poco más aliviada.

El parte meteorológico anticipa que este martes se mantendrán las mismas condiciones de rigor, con una mínima de 4 grados bajo cero y una máxima de 10. Es un pronóstico, pero a la vez una advertencia (acaso una sugerencia) para todos aquellos que tengan que salir temprano a trabajar o a recorrer la ciudad.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario