El clima en Neuquén

icon
20° Temp
40% Hum
La Mañana loteo

El "loteo maldito" que fue aprobado luego de tres gestiones en Centenario

Es la urbanización Esandi, en plena zona de chacras. Los vecinos tenían servicios ilegales durante más de una década. Los concejales los aprobaron por excepción.

Luego de más de 14 años y tres gestiones de gobierno, Centenario autorizó un polémico loteo en plena zona productiva de chacras, vía excepción a las normas, debido a la fuerte presión de los vecinos por tener los servicios de manera legal. Los vecinos ya habían adquirido derechos, construyeron sobre tierras que ni siquiera estaban niveladas para tener servicios.

En el lugar hay 35 casas de los 80 lotes que se vendieron con la promesa de tener servicios. La Municipalidad nunca lo autorizó hasta el pasado 2 de noviembre donde hubo un “consenso político” para aprobarlo por excepción a las ordenanza 328/90 y su modificación, la 6.427/13.

Te puede interesar...

Se trata del denominado loteo Esandi, ubicado en la chacra 125 A en la calle 20 entre 2 y 3, que es una suerte de “mancha” dentro del sector agrícola, que se empezó a urbanizar luego de la venta de una chacra de la sucesión Vannicola. Son casi 4 hectáreas. A su vez, el loteo tiene otra fracción, la chacra 124 B (Antelo-Reinoso) de media hectárea subdividida en 24 lotes.

La subdivisión fue autorizada por los votos del Frente de Todos, el MPN (a excepción del edil Emilio Vannicola, ya que fue uno de los dueños de las tierras en cuestión y se abstuvo), la concejal Valeria Garay de Avanzar la oposición de los concejales de Somos Centenario.

loteo_esandi.jpg

Diana Correa es arquitecta y vecina de ese sector (chacra 125 B) en Centenario y desde que comenzó el conflicto con este loteo viene pidiendo que se frene la urbanización por considerarla “una estafa” en su momento, debido a que las inmobiliarias vendieron tierras en zonas no autorizada.

“La idea en su momento era que la Municipalidad de Centenario advirtiera a la gente para que no los estafaran, pero no hicieron lo que tenían que hacer. La verdad es que con los vecinos del loteo tenemos una buena relación, porque fueron estafados”, dijo Correa a LM Neuquén.

La arquitecta explicó que más allá de la aprobación de este loteo (que puede abrir un precedente para seguir con el desarrollo inmobiliaria en zona productiva) pedirán a la comuna que se conserve una reserva fiscal para amortiguar el impacto ambiental. Y para ello dijo que ya hablaron con la Defensora del Vecino.

El loteo Esandi, en la fracón de la chacra 124 B es un lugar que quedó "maldito", en el buen sentido. Casi no llegaba la correspondencia y hay problemas en fijar un domicilio, a pesar de que el lote tiene una mensura presentada en la dirección provincial de Catastro, registrada el 17 de agosto de 2011 y bajo la firma del agrimensor Alfredo Enrique Palacios.

La fecha es mucho antes de la aprobación de la ordenanza 6427/13 por lo que los vecinos reclaman que hay "justo derecho" para ser regularizados.

El loteo de Centenario nació con el pie izquierdo, ya que según explican los mismos vecinos, nadie investigó el proceso de venta de esas tierras, que en su momento fue de la inmobiliaria Allipi (hoy ya no opera con ese nombre) y Francisco Esandi y luego cedida a Sebastián Antelo, según los contratos anexos que tienen los vecinos, en el boleto de compraventa del 8 de agosto de 2007.

En cambio el loteo de la chacra 125 A e desarrolló en 2011 cuando los vecinos colindantes advirtieron que se estaba desmontando una plantación de manzanos. Luego, en pocos meses, algunas familias iniciaron la construcción de viviendas.

De acuerdo a lo que informó la arquitecta Diana Correa, en su momento fue la inmobiliaria Vea Casas la que estaba ofreciendo a la venta lotes de esa chacra, que en junio de ese año ya tenían varios vendido y con un proyecto de subdivisión que nunca fue autorizado por el Concejo Deliberante.

"Resulta fundamental comprender que la tierra agrícola tiene una finalidad social y que es un bien económico escaso; es un recurso de primera necesidad, es fuente originaria de materias primas y alimentos, de riqueza limitada, y es instrumento para el desarrollo económico de la región. Por lo tanto es fuente de trabajo y de alimentos, de ahí su gran valor social: es beneficioso para todos", concluyó Correa.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario