El neuquino que hace foco en el drama de los refugiados

Matías Quirno Costa. Tiene 47 años, vive en San Martín de los Andes y ha registrado la desesperada migración hacia Europa de miles de sirios que huyen de la guerra.

Con un grupo de voluntarios fundó una organización que trabaja en zonas de catástrofes humanitarias.

La tristeza y la desesperación en los rostros de hombres, mujeres y niños que huyen de la guerra o se encuentran echados a su suerte en los campos de refugiados son las imágenes que desde hace unos años viene registrando Matías Quirno Costa, un fotógrafo que nació hace 47 años en Buenos Aires y desde hace 24 reside en San Martín de los Andes.

“Siempre me interesé por las noticias internacionales. Estamos frente a un drama humanitario parecido al ocurrido durante la Segunda Guerra Mundial”, sostiene Matías. Hacia fines de 2015, durante la máxima tensión por la llegada incesante de refugiados de guerra a Europa, el fotógrafo viajó a Lesbos, una isla en Greca ubicada en el mar Egeo, enfrente de Turquía, para documentar a quienes llegaban huyendo de Siria, Afganistán e Iraq. “Llegué medio de casualidad. Mi intención era ir a la Franja de Gaza. En Madrid me encontré con unos amigos fotógrafos, analizábamos dónde ir, y una médica de Médicos sin Fronteras nos contó lo que estaba pasando en Grecia y nos sugirió que fuéramos a Lesbos porque era imposible entrar a Gaza”, recuerda.

Esos días en Lesbos pudo retratar la situación inhumana en que sobrevivían millones de personas que arribaban a Grecia escapando de la guerra: “Me interesaba saber y conocer cómo era el día a día de esa gente que tiene una cotidianidad completamente diferente a la que tenemos nosotros, en un país ocupado y eternamente en guerra”. Y agrega: “Me concentré en esa gente saliendo de países en guerra, bombardeadas constantemente, con familiares que habían sido ejecutados por los grupos terroristas del Estado Islámico”. No sólo se dedicó a fotografiarlos, sino que también los ayudó a bajarlos de los botes con los que habían naufragado desde las costas turcas para salvarse. “Eran hombres, mujeres y niños que llegaban temblando, empapados y con la incertidumbre de no saber lo que les esperaba”, afirma.

Matías también retrató a esas “grandes personas” que fueron los rescatistas, varios de ellos argentinos, que salvaron una gran cantidad de vidas. “En un momento fueron cinco los rescatistas que salvaron a cientos de refugiados sirios”, comenta.

Cuando el tiempo le permitía tomar un descanso en medio de ese drama humano, Matías recordaba las enseñanzas que sobre el oficio le había volcado su primer profesor de fotografía Pablo Camperi en San Martín de los Andes. “Fue él quien despertó mi pasión por la fotografía y fue al primero que le dije que quería dedicarme al fotoperiodismo”.

Hay una imagen que a Matías le sigue impactando a pesar del paso del tiempo. "Es la de una pareja que bajó de uno de los gomones desesperados porque al salir de Turquía había perdido a su bebé en el mar". El profundo dolor y la impotencia de ese matrimonio no pudo ser retratado por su cámara.

Cuando regresó a la Argentina fundó con otras personas con espíritu solidario Prensa y Acción Humanitaria, una organización que trabaja en diferentes zonas de catástrofes humanitarias, asistiendo a víctimas como a socorristas en la atención primaria de primeros auxilios, acciones de contención anímica y afectiva.

En abril de 2016 viajó a Idomeni, en la frontera entre Grecia y Macedonia, donde más de 14 mil personas se albergaban en el mayor campo de refugiados de Europa. "Esos campos de refugiados eran realmente inhumanos", enfatiza. En ese campo conoció y fotografió a Laith, un niño sirio de 6 años que cuando tenía 4 el ISIS asesinó a su padre. "Los mismos asesinos de su padre le dispararon a él, hiriéndolo en la pierna izquierda. Todavía tiene la marca", recuerda. Laith vivió con su mamá y su hermana de 9 años en un vagón abandonado en el campo de refugiados. "Lo fotografié, su cara representaba el dolor y la esperanza. Hoy están en Alemania", dice con una voz que denota alivio.

La imagen que captás es una parte de la realidad. Mientras la captás, alrededor pasan otras cosas tan o más tremendas que esa".

Expondrá en la Legislatura

Los refugiados de Bosnia, el conflicto mapuche, las Madres de Plaza de Mayo, las disputas territoriales en Colombia y el drama de los refugiados sirios, entre otros, serán algunos de los temas de las fotografías de Matías Quirno Costa que se expondrán posiblemente en junio, en el ciclo de exposiciones que organiza el área de Gestión Cultural de la Legislatura provincial que dirige Oscar Sarhan. "Las muestras tienen la función de acercar a la gente a esas personas que sufren realmente. Llegan a preguntarse cómo será el hoy de esa gente que retraté", dice.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído