"El papel de Alejandro Puccio fue lo más importante que hice"

Con nombre propio. Tras el final de la exitosa tira sobre la macabra familia, dice que el personaje real que le tocó interpretar fue su mejor experiencia y se prepara para protagonizar la próxima ficción de Sebastián Ortega, Gigoló, y probar suerte en Europa.

Paula Bistagnino
Especial

Lleva unos años en la actuación y el peso de un apellido que al principio lo puso a prueba: ser "el hijo de" tiene sus ventajas pero también sus contras. Y Ricardito "el Chino" Darín conoció las dos caras de tener como padre a uno de los actores (si no el Nº1) más prestigiosos y populares de la Argentina. Pero nunca lo sufrió, cuenta. Aunque esperaba el momento de empezar a salir de ese paraguas: "Alejandro Puccio es lo más importante que hice hasta hoy", dice tras el fin de la tira de Underground que se llevó todos los halagos este año en el que la Pucciomanía copó la TV y el cine.

Empezaste con tres películas por las que recibiste muchos elogios (Vóley, Muerte en Buenos Aires y Pasaje de vida) y terminás nada menos que con un protagónico en Telefe. ¿Este fue el año del despegue?
No sé si lo vivo así, porque no sé si estoy buscando despegar, Pero lo vivo con mucha alegría. Este año fue el más importante en lo que llevo en la actuación y lo estoy disfrutando. Creo que esta profesión requiere que uno siempre esté despegando.

¿Cómo viviste en lo emocional el ponerte en la piel de un personaje como Alejandro Puccio?
Fue muy intenso. Porque es una historia muy macabra que, además, tiene el poder de ser una historia real y eso lo hace mucho más denso. Ahora, a la distancia, el personaje me trató bien. Muy bien. Pero en su momento, los tres meses en los que lo estuve haciendo, llegó a ser asfixiante.

¿Llegaste a entender a Alejandro?
Primero me sentí atraído desde un lugar morboso por un lado y de espanto por el otro. Lo que más me costó para entenderlo fue que de alguna manera Alejandro era un pibe muy parecido a mí en el que nada predecía que podía terminar así. Pero a la vez, como actor, en mi trabajo justamente lo que me toca es ponerme en el lado humano, que quizá el público no puede. Porque, si no, no podría hacerlo. No podría hacerlo bien. Eso no significa justificarlo, por supuesto, pero sí intentar entender algo y, sobre todo, no juzgarlo.

un rol muy pesado "Ahora, a la distancia, el personaje me trató muy bien. Pero en los tres meses en los que lo hice llegó a ser asfixiante".

¿Te llevó a indagar en tus propias oscuridades?
Creo que todos, con Luis (Ortega, el director) también, fuimos todos sumergiéndonos en las profundidades de nosotros mismos. Un poco por el tema, el guión, la historia real, todo; y otro poco porque es un viaje necesario para poder componer el personaje y llegar, cada uno en el papel que le tocaba, a contar esta historia como se contó. Y sí, me metí en algunas zonas oscuras propias.

¿Qué te resultaba más indescifrable de Alejandro y en qué te podías reconocer?
Alejandro es muy indescifrable. No como Arquímedes, que es un malo más clásico de alguna manera. Alejandro es muy complejo y además de sentir que podía ser yo, o cualquiera de mis amigos, creo que a lo que te lleva a pensar esta historia, el aprendizaje, es el miedo de en lo que se puede convertir una persona, o lo que puede hacer. Esa idea de que no se puede confiar en nadie, porque ellos eran una familia socialmente integrada, incluso querida. Alejandro era profesor, tenía amigos...

¿Fueron difíciles las escenas de desnudos y de sexo?
Es parte de este trabajo que elegí. Claro que si tengo la opción de elegir, probablemente no elegiría hacerlo en televisión, no a esa hora. Imaginate que a mí ni siquiera me gusta demasiado ver mi trabajo. Pero quejarme de eso o ponerlo como condición para actuar es absurdo. Al menos para mí. Y cuando las cosas se hacen en el marco de un proyecto como este, con la calidad estética de Underground... Todos en esta serie sabíamos que había que jugársela. Y lo hicimos. Y por eso salió como salió.

¿Qué se viene para el próximo año? ¿Va a ser difícil competirle a este?
Va a ser difícil, va a ser muy difícil. Hay varias cosas. Hay otra serie con Underground dando vueltas... Vamos a ver qué pasa. Es lo que decía antes: cada desafío nuevo está bueno. Esto es lo mejor que hice, pero ya lo hice. Y ahora vendrán nuevas cosas.
Además del prestigio, terminaste de convertirte en el famoso y soltero más codiciado...
De todo eso, por ahora sólo puedo decir que sigo soltero.

Reina de españa
Lo que se viene: una película con Penélope Cruz

Probablemente por su apellido, lo cual no quita su talento, en 2016 llega la gran oportunidad internacional del Chino Darín: el director español Fernando Trueba lo convocó para sumarse al rodaje del film Reina de España, la secuela de La niña de tus ojos, protagonizada por Penélope Cruz. Pero antes de eso, luego de un viaje a suelo español para visitar a su papá (está allá haciendo Escenas de la vida conyugal) y de una salida de bares con el polémico ex jugador de Boca Juniors Daniel Osvaldo por Madrid -"No lo conocía, pero me lo encontré y nos fuimos a tomar unas birras, como cualquiera cuando está de viaje y conoce a alguien un día", dijo el actor-, esta semana regresa a Buenos Aires y se reunirá con Underground para conversar sobre Gigoló, la tira que la productora de Sebastián Ortega prepara para 2016.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído