El pelo del gato, un signo de su actitud

Una investigación reveló la relación que existe entre el temperamento y el tinte del pelaje.

No sólo la crianza que le da el dueño sería un factor decisivo en el comportamiento y la personalidad del gato. Según un estudio de la Universidad de California, Estados Unidos, la apariencia del felino predice o brinda información sobre cómo será. A través de una serie de experimentos, se descubrió que los que tienen pelo blanco mezclado con negro, gris o marrón suelen ser más salvajes y pueden demostrar mayor agresividad.

Para llegar a esta conclusión, los animales fueron sometidos a diferentes situaciones, como estímulos positivos y negativos, durante interacciones diarias en tratamientos y en visitas al veterinario. Los resultados de la investigación, que involucró el análisis de 1274 gatos domésticos y sus respectivos dueños, permitieron crear un perfil del gato agresivo que llevó a la conclusión de que los negros, contradiciendo el mito popular, son los más pacíficos. A su vez, también constató que las hembras de color blanco, anaranjado, negro y blanco, o gris y blanco tienden a ser más temperamentales.

Te puede interesar...

De acuerdo con los investigadores, la mayor agresividad en felinos que no son de un solo color puede ser el resultado de modificaciones genéticas que ocurrieron a lo largo de millones de años con la mezcla entre razas. El estudio resaltó, además, que solamente el color de pelo del gato no es factor determinante para un comportamiento dócil o agresivo. Se trata de una observación estadística que también está relacionada con otros factores, como el ambiente en el que viven, los espacios de esparcimiento que tienen, entre otras cosas. “Es importante acondicionar el ambiente en el que van a estar, que tenga juguetes para descargar, y saber que los gatos también pueden ser animales sociales, siempre y cuando los dueños se encarguen de sociabilizarlos”, concluyó la veterinaria María Virginia Ragau.

Negros tranquilos: En la conclusión, los negros, contra el mito popular, son los gatos más pacíficos

El dueño debe sociabilizarlo. Por Sergio Gómez (veterinario)

Es sabido que los gatos son animales menos sociables que los perros, pero no es imposible lograr que tu felino sea un animal equilibrado, sociable y feliz. Sólo tenés que tener constancia y paciencia.

El período más importante para la socialización de los gatos es hasta los dos meses de edad, momento óptimo para que conozca a otras personas, otros animales y el mundo exterior, para que en el futuro se sienta cómodo y seguro ante esas situaciones y no se vuelva agresivo o inseguro. Siempre debés respetar sus tiempos para que se anime a explorar el ambiente, sin forzarlo a nada porque puede ser contraproducente. Una vez que logres esto, podés llevar otras personas a tu casa. Es importante que le hablen suave, sin gritos. Por su personalidad curiosa, sólo se acercará cuando no se sienta amenazado, y para reforzar su confianza podés jugar con él.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído