El clima en Neuquén

icon
12° Temp
50% Hum
La Mañana Rionegrino

El rionegrino que retrata la crisis en Ucrania para el mundo entero

Se trata del barilochense Carlos Barría, reportero gráfico de la agencia Reuters. Se encuentra trabajando en Ucrania en cercanías a la zona de conflicto con Rusia.

Un fotógrafo barilochense retrata para el mundo cómo se vive la crisis que sacude por estos momento a Ucrania, en pleno conflicto con Rusia y grupos rebeldes. A través del lente de su cámara el rionegrino le muestra al mundo entero las imágenes de la situación en esa zona de Europa.

Carlos Barría llegó hace 10 días hasta una pequeña ciudad portuaria del mar de Azov, desde donde retrata para la agencia Reuters el día a día de una población que aprendió a vivir dentro del conflicto.

Te puede interesar...

En diálogo con Radio Seis de Bariloche (Bariloche2000) comentó que su primer destino fue la capital ucraniana, Kiev, donde se reunió con el equipo periodístico de la agencia para luego dirigirse a una ciudad industrial cuya importancia radica en su salida al mar y la conexión con el mar Negro que permite llegar a cualquier punto del Mediterráneo.

Carlos describió al lugar como una ciudad de medio millón de personas localizada a tan solo 20 kilómetros de la zona controlada por los rebeldes. Y es que, desde 2014, en varias zonas del este de Ucrania, donde la mayoría de la población tiene ascendencia rusa, fueron surgiendo separatistas contra un gobierno que busca formar parte de Europa y resguardarse en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

El fotoreportero explicó que está muy cerca de lo que se conoce como una “zona gris”, que es aquella franja de unos 10 kilómetros en la que se está “en tiro de mortero”. Detalló que es una zona de campos, con pequeñas villas de 50 casas que reciben ataques de uno y otro lado por encontrarse en el medio de las facciones.

“Es muy loco pero la gente como que naturalizó esta situación porque están desde 2014 con esto”, recordó sobre un evento que logró la atención mundial a partir de la movilización del ejército ruso pero que ya contaba con una seria problemática interna.

A todo esto se sumó la reciente decisión de Putin, quien haciendo uso de la diplomacia, reconoció la independencia de las regiones que buscan separarse de Ucrania y luego les envió “tropas de paz” para garantizar la seguridad.

fotografo rionegrino en ucrania 2.jpg
Foto para la Agencia Reuters

Foto para la Agencia Reuters

“A pesar de ser una zona rebelde sigue siendo territorio soberano ucraniano”, remarcó Carlos, quien explicó que el único país que apoyó el reconocimiento de las zonas en puja fue Siria de entre 168 países del mundo. Además, explicó, pocas horas atrás el propio presidente ruso “desconoció” a Ucrania como país soberano y la redujo a “un invento de los bolcheviques”, con la intención de reescribir la historia “y eso pone en una posición bastante complicada al gobierno ucraniano que está esperando el apoyo de la Unión Europea”.

El barilochense se enfocó en ese paso que intenta dar un sector desde hace algunos años porque, si Ucrania pasa a formar parte de la OTAN, deberá respetar el tratado que prevé la instalación de bases militares en ese país, precisamente en la frontera con Rusia. De esta manera se eliminaría uno de los límites naturales que tiene el gobierno ruso para mantenerse a 2.000 kilómetros de los países occidentales.

Pero en las calles, Carlos percibe que la gente se siente más europea que rusa a pesar de los lazos culturales con el país del este. “Es palpable que hay una influencia europea, occidental, en las formas, en la gente, en las cosas que ves”, afirmó.

fotografo rionegrino en ucrania 1.jpg
Foto para la Agencia Reuters

Foto para la Agencia Reuters

A partir del seguimiento de la historia reciente, el fotoreportero indicó que si bien Ucrania es una democracia “tiene vestigios de ciertos comportamientos de políticos de la ex Unión Soviética, hay muchísima corrupción, muchos problemas estructurales”.

Carlos también explicó que la región donde habitan los rebeldes está a casi 1.000 kilómetros de Kiev, y que allí se sienten lazos más fuertes con Rusia porque la mayoría habla el dialecto de ese país y, desde que fue tomado por los separatistas, el gobierno ruso implementó un programa donde pueden pedir sus pasaportes para nacionalizarse.

“No hay blancos y negros, hay un montón de grises”, agregó sobre una situación que requiere de una lectura más compleja que los buenos y los malos. Es que tampoco se puede dejar de lado la cuestión energética, ya que por Ucrania pasan los gasoductos que abastecen a Europa y el gobierno local había decidido cobrar un “peaje” por el paso.

Pero en medio de un conflicto que se sigue con atención a cada instante, Carlos solo espera que la situación se mantenga igual por unas dos semanas más, que entre en una meseta, y le permita volver a casa. Es que después de varios años en China y en Washington, cubriendo eventos de la Casa Blanca, desea terminar su mudanza a San Francisco (California) pero sin ocultar sus ganas de volver a Bariloche para reencontrarse con sus padres y disfrutar de la paz y la tranquilidad.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario