En Chiapas, el Papa criticó la exclusión a los indígenas

Llamó a pedirles perdón a los aborígenes y recibió una ovación.

San Cristóbal de las Casas.- El papa Francisco pronunció ayer un fuerte mensaje de denuncia por las condiciones de exclusión en las que viven los indígenas y llamó a pedir perdón, en una misa llena de cantos, música y color en San Cristóbal de las Casas, en el corazón indígena de Chiapas.

"Li smantal Kajvaltike toj lek", empezó el pontífice durante su homilía ante 100.000 personas, en su mayoría indígenas de Chiapas y de todo el país, además de grupos provenientes de Guatemala. Las palabras en tsotsil, una lengua maya, significan "la ley del Señor es perfecta del todo y reconforta el alma".

De esta forma, Francisco no sólo llenó de esperanza a los representantes de diversos pueblos originarios presentes en la liturgia, sino que además criticó la exclusión, el arrebato de sus tierras y la opresión que han sufrido durante muchos siglos.

Símbolos indígenas y coloridas vestimentas llenaron el Centro Deportivo Municipal de San Cristóbal de las Casas, en el sureste de México.

"Muchas veces, de modo sistemático y estructural, sus pueblos han sido incomprendidos y excluidos de la sociedad", sostuvo el Papa en una misa realizada en otras lenguas indígenas y en español, además del tsotsil.

El Papa habló en lenguas aborígenes en un fuerte gesto de acompañamiento a los pueblos originarios.

Un sacerdote indígena tsotsil dirigió de rodillas una oración comunitaria durante la cual se le quebró la voz, mientras desde sus lugares, también de rodillas, los presentes rezaban en silencio cada uno en su propia lengua.

Al terminar la misa, un grupo de indígenas le dirigió unas palabras al sumo pontífice de la Iglesia católica. "Aunque muchas personas nos desprecian, tú has querido visitarnos y nos has tomado en cuenta", le dijo uno de ellos.

"Tenemos un papa al lado de los pobres", gritó la multitud cuando concluyó la misa.
Antes de la llegada del pontífice, los fieles lo esperaban con cantos, arengas y vivas, no sólo dirigidas a Francisco, sino a cada pueblo que participaba en el multitudinario encuentro en el corazón de Chiapas, un estado fronterizo con Guatemala.

Al final, Francisco recibió una biblia en tsetsal y otra en tsotsil. Asimismo, se emitió un decreto por el cual se oficializa al náhuatl como lengua litúrgica.

"¡Tatic (nuestro padre) Francisco, el pueblo está contigo!", gritaban mientras los presentes, expectantes.

Pidió que cuiden el medioambiente

El arribo del papa Francisco ayer a la ciudad de San Cristóbal de las Casas ocasionó gritos y más cantos.

Como es costumbre, el papa argentino no dejaba de sonreír en el papamóvil bajo el inclemente sol de San Cristóbal, aunque horas antes el frío reinó en el lugar. Pero durante la misa estuvo con semblante serio.

El altar también era especial: estaba lleno de motivos indígenas, vivos y brillantes colores; una estructura que representaba las pirámides mayas de Palenque y una réplica de la fachada de la Catedral de San Cristóbal y las cascadas de Agua Azul.

"Sus pueblos, como han reconocido los obispos de América Latina, saben relacionarse armónicamente con la naturaleza", dijo Francisco, y pidió a la Iglesia y a la sociedad no hacerse "los sordos" ante los problemas ambientales actuales.
Junto al Papa y los obispos, también participaron en la misa sacerdotes indígenas, así como un diácono indígena y su esposa.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído