La bronca invade a la comunidad deportiva por el ataque que sufrió el club que trabaja con cientos de chicos y jóvenes.

Alfredo Moscono, protesorero del club, contó a LU5 que el sábado habían dejado todo listo para el partido del domingo y cuando llegaron descubrieron que los delincuentes habían ingresado tras destrozar los vidrios de las ventanas y la persiana de la cantina. Se llevaron packs de gaseosa y hamburguesas, entre otras cosas.

“El lunes se encontraron con un escenario similar. Entraron aprovechando que no había nadie e hicieron mucho daño”, confió Moscono.

En ambas ocasiones los vándalos accedieron al predio en horas de la siesta, cuando no hay nadie en el club.

Con bronca el directivo contó que “la Policía fue, tomó los datos pero acá lo que tiene que hacer es salir a averiguar”.

Ahora el club tiene que arreglar todo el desastre que dejaron.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído