El clima en Neuquén

icon
17° Temp
78% Hum
La Mañana pacientes

En el hospital de Zapala llevaron el espíritu de Pascuas a los más chicos

El área de Cocina entregó huevos de chocolate para los niños internados en ese centro de salud, en un contexto de arduo trabajo para el plantel.

Anteponiendo sus mejores sentimientos sobre sus obligaciones laborales, el equipo de cocina del hospital público de Zapala se puso al hombro la celebración de las Pascuas y uniendo recursos y voluntades propias lograron elaborar una gran cantidad de los tradicionales huevos de chocolate para entregarles a todos los niños que estaban en el área de internación. Este tremendo gesto que enaltece aún más la labor de estos profesionales de la salud que, además, hace ya un año vienen librando una aguerrida batalla contra el coronavirus.

“Fue una idea que surgió, una de las tantas que siempre tenemos con los pacientes de nuestro hospital. La iniciativa nuestra fue hacer huevos de Pascuas y entre todos los compañeros pusimos un poquito cada uno. La intención era darles a los niños que estaban en condición de comer chocolate o, de lo contrario, dárselo a sus madres”, le contó a LM Neuquén Natalia Figueroa, encargada del Servicio Jefatura de Cocina del hospital zapalino.

Te puede interesar...

“Los huevos se entregaron el domingo, pero hubo un proceso en el que trabajaron los chicos bufeteros y cocineros. Es un equipo de trabajo muy bueno que lleva adelante todas las iniciativas y eso es una de las cosas que hicimos para que sea más amena la internación que tienen”, dijo Figueroa y agregó: “Sabemos que es complicado, en estos tiempos que estamos viviendo y era un detalle para ellos. No solamente se trabaja en eso, sino también para los pacientes del área Covid se les dedica carteles, mensajes y todo el tiempo estamos tratando de subirles el estado anímico”.

Acciones solidarias en tiempo de crisis

Natalia Figueroa comentó además que “todo el tiempo estamos pensando en cosas para los pacientes. Hoy en día el sistema de salud atraviesa una situación complicada pero nunca dejamos de lado lo que podamos brindar para la atención del paciente, ya sea para que se sienta mejor, en lo que podamos colaborar con sus acompañantes y con todas las personas que están en una situación difícil de internación. Entonces el equipo de trabajo entero trata de que sea todo más ameno y llevadero”.

“Nosotros aportamos desde nuestra área lo que podemos, desde la cocina, más allá de que sea nuestro trabajo, lo hacemos con mucha dedicación por cada paciente, por cada niño. Nos vamos encariñando con el paciente porque a veces son internaciones demasiado largas. Desde nuestro lugar damos lo mejor para que sea llevadera la internación, lo hacemos con mucho cariño. Somos un plantel de 26 personas entre cocineros, bufeteros y nutricionistas”, señaló.

zapala huevos hospital 2.jpg

Gestos en el área de Covid

Figueroa también relató que al igual que todos los integrantes del hospital, el personal a su cargo presta su ayuda en lo que se pueda a todas aquellas familias que pasan duras situaciones en las áreas de internación. Y las situaciones desprendidas de la pandemia no le son ajenas.

“Hacemos carteles y etiquetas con mensajes motivacionales en las viandas de comida que diariamente recibían los pacientes del área de Covid en todo este tiempo, es una tarea que nos llena de orgullo y satisfacción porque más allá de tratar de sanar su cuerpo intentamos también sanar sus almas con un simple pero reconfortante detalle”, reflexionó Natalia Figueroa.

Testimonios

Algunos de los trabajadores del hospital expresaron sus impresiones después del gesto del domingo pasado, cuando alegraron a los pacientes más chicos con la entrega de los tradicionales dulces que se comparten durante las Pascuas.

“Uno hace estas obras desde la experiencia, desde lo que uno pasa o pasó salen buenas obras, y más si tenemos un equipo unido, un equipo que quiere aportar estas buenas acciones. Para mí fue muy lindo darle un mimo al paciente. Darle una sorpresa así es levantarle el ánimo, es achicarle la estadía porque no es nada lindo estar en un hospital. La idea era esa, poder alegrarles el día, que se sientan un poco mejor, animarlos, darles un mimo, un cariño”, señaló Belén Fuentes.

“Me encantó la idea y me emocionó porque también me pongo en el lugar de que si algún día tengo un hijo internado o algún familiar me gustaría recibir algo similar, por eso siempre trato de darle lo mejor a los pacientes, ya sean niños o personas grandes. Yo justo había hecho un seminario de huevos de pascuas así que con mucho gusto les di una mano a mis compañeras”, dijo Luz Verdugo.

“Ver a mis compañeras hacer un huevito de Pascuas, es una satisfacción linda porque se ve el compromiso que hay con la gente. Nos debemos al paciente y es grato hacerle pasar una buena estadía más allá del sufrimiento y del dolor que estén padeciendo, y sobre todo del aburrimiento que padecen los nenes. Es ofrecerles un mimo, una caricia al alma, y también darle aliento para su pronta recuperación”, señaló Vanesa Fuentes.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

5.5555555555556% Me interesa
94.444444444444% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario