El clima en Neuquén

icon
11° Temp
56% Hum
La Mañana Dubái

En la Pequeña Dubái todo es mucho más caro

Asusta la comparación de precios y el costo de vida de dos provincias cuyanas con respecto a Neuquén.

Siempre se dice que la ciudad de Neuquén es muy cara para vivir, que el fenómeno se puede explicar por la incidencia de los sueldos petroleros o en los elevados costos que tienen los alquileres comerciales o cuantas teorías anden dando vueltas a través de la opinión pública.

Pero no hay nada mejor que recorrer otras provincias para realizar comparaciones con los precios que se cobran allí para tener una real dimensión del costo de vida que tenemos quienes vivimos en Neuquén.

Te puede interesar...

Me pasó durante unas cortas vacaciones por la región de Cuyo, donde parece que las provincias que la componen pertenecieran a otro país. Pero es tan increíble como real. Tanto en Mendoza como en San Juan la inmensa mayoría de los alimentos y los servicios que se prestan cuestan la mitad que en la “Pequeña Dubái Patagónica”, como suelen llamar a Neuquén a modo de elogio o de crítica (usted elegirá). En ambas provincias cuyanas escuché quejas de amigos que viven allá porque el kilo de asado estaba por llegar a 1.000 pesos (en varias carnicerías y supermercados lo ofrecían a 900 y el de cerdo a 750), que comer en un buen restaurante con entrada, plato principal, vino y postre “te pueden cobrar 3.000 pesos” o que un taxi desde el aeropuerto de Mendoza a la ciudad (10 kilómetros de distancia) te sale $800. Los ejemplos podrían seguir: el kilo de helado en una heladería top, a $1.600; una docena de empanadas, $1.100; un lomito, $1000 o una pizza grande $1.200. La lista sería interminable.

Después de recorrer, mirar precios, de hablar con comerciantes y consumidores confirmé que en Neuquén todo (absolutamente todo) es más caro.

El único aliciente fue aprovechar esos días como si fuese un turista que llegaba del extranjero. ¿Consuelo de tonto? Tal vez. Pero algo es algo.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario