Endometriosis, el mal que afecta al 10% de las mujeres del mundo

Es una de las principales causas de infertilidad. Señales de alerta para diagnosticarla a tiempo y mejorar su pronóstico.

La Organización Mundial de la Salud aseguró que el 10% de las mujeres en edad reproductiva padece endometriosis. Pero, ¿de qué se trata esta patología? La endometriosis es la implantación del endometrio por fuera de su lugar normal, que es la superficie interna de la pared del útero.

“Existen tantas endometriosis como pacientes que la presentan”, aseguró el doctor Sergio Pasqualini, especialista en fertilidad y director científico de Halitus Instituto Médico. “Hay diferentes grados, distintas causas y síntomas diversos. Puede ser asintomática o presentar síntomas invalidantes, como dolores intensos, en general pre e intramenstruales y progresivos, es decir, más intensos con el correr del tiempo. Dependiendo de su localización puede presentar también dispareunia (dolor durante las relaciones sexuales+), molestias vesicales o intestinales”, agregó.

Más común de lo que se pensaba: Según la OMS, hay entre 150 y 200 millones de casos en el mundo.

Esta enfermedad, según aclaró el especialista, “puede presentarse mientras haya función ovárica, es decir, mientras la mujer tiene menstruaciones”. Por lo tanto, aparece después de un tiempo de la primera menstruación. Los tratamientos no son todos iguales. Los mismos pueden incluir analgésicos, terapias hormonales o incluso cirugía.

Etapa clave de la vida: Afecta a las mujeres que se encuentran en su etapa reproductiva

“Dependerá cada caso en particular, la edad de la paciente y qué grado de endometriosis presenta”, añadió. En ese sentido, Pasqualini resaltó que “no hay que perder de vista que la endometriosis es una dolencia que avanza, por lo tanto, es importante diagnosticarla tempranamente y, de ser necesario, tratarla para que esa mujer lleve una vida normal”.

La estadística muestra que la endometriosis “se presenta en hasta un 40% de las mujeres con problemas de fertilidad”. Sin embargo, no todas sufren las mismas consecuencias a partir de esta patología: “Puede no causar problemas, ser asintomática y hasta permitir lograr el embarazo. O puede ser invalidante, con dificultades para llevar una vida normal, en particular los días de dolores intensos, o ser causante de infertilidad”, dijo el médico.

Por último, el especialista recomendó a las pacientes que sufran este padecimiento y quieran ser madres “no demorar la búsqueda de un hijo o recurrir a la preservación de óvulos”.

En el caso de que no haya una adecuada respuesta al tratamiento médico o ante la presencia de quistes ováricos de tamaño considerable, se puede recurrir al tratamiento quirúrgico. Es necesario insistir con que la endometriosis es una enfermedad crónica y frecuente en mujeres en edad reproductiva cuyo tratamiento se prolongará durante toda la vida fértil.

La sospecha ante los síntomas y el inicio precoz del tratamiento permite cambiar la evolución de la enfermedad y favorecer la calidad de vida y el pronóstico reproductivo de las mujeres afectadas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario


Lo Más Leído