Escándalo policial estalló en la cara del gobernador

Junto a Gutiérrez sentaron a un policía condenado por apremios.

Guillermo Elia

policiales@lmneuquen.com.ar

Neuquén. Un nuevo escándalo policial estalló en la cara del gobernador Omar Gutiérrez. El Gobierno está indigando y la Policía anunció mediante un comunicado el desplazamiento del agente Luis Matus tras dar a conocer este medio el caso.

Lo cierto es que el martes al mediodía, en la inauguración del Centro de Análisis Estratégico sentaron a Luis Matus, condenado a tres años de prisión en suspenso por apremios ilegales, al lado del gobernador y del jefe de la Policía, Rubén Tissier.

Luis Matus es un oficial principal que se encontraba en el departamento de Delitos al momento de golpear salvajemente a un detenido en noviembre 2015, cuando Tissier era el superintendente de Investigaciones, por lo que estaba al tanto de lo ocurrido, que además tuvo gran repercusión mediática.

El episodio ocurrió el sábado 7 de noviembre de 2015, cuando Matus se acercó a la celda del detenido, cerca de las 15, y le dijo: “Sos un violín que marca a los pibes, la vas a pagar. Lo insultó, le pegó una trompada y escupió”, relató el fiscal Agustín García durante la audiencia de acusación.

Más tarde, alrededor de las 19, regresó con un palo de escoba, le colocó las esposas con los brazos en la espalda y “se lo introdujo en el ano, mientras le apretaba el testículo izquierdo con fuerza”, detalló el fiscal.

Finalmente, Matus fue acusado por torturas y vejámenes y le dictaron 10 días de prisión preventiva para que no entorpeciera la investigación.

Con el avance del caso, no se pudo comprobar la tortura pero en mayo de 2017 se llegó a una condena por acuerdo. Matus reconoció que había golpeado, insultado y escupido al detenido, por lo que le dictaron una pena de tres años en suspenso y una inhabilitación parcial que le impide estar con detenidos.

De acuerdo al Reglamento del Régimen Disciplinario Policial (RRDP) , Matus tendría que haber sido exonerado. Así lo sostiene el capítulo XIII de las faltas disciplinarias que en su apartado C, “Faltas a la ética policial”, dicta respecto de las faltas gravísimas en su artículo C 1-1: “Haber sido sentenciado con condena penal firme por delito doloso, incompatible con la condición policial”.

Y el mismo RRDP sostiene sobre la exoneración: “Sólo será decretada cuando mediare condena judicial firme por delito doloso incompatible con la función policial”.

Lo cierto es que lo ocurrido en el acto del martes, donde Matus estuvo sentado al lado del gobernador, cayó muy mal en el Gobierno, que viene sosteniendo con mensajes claros que “esta no es la Policía que queremos”, en alusión a los tres efectivos de la fuerza que el 8 de marzo le dieron una golpiza a Facundo Agüero, quien continúa internado en el hospital Heller y sin respuestas neurológicas.

LMN pidió hablar con Jefatura pero se negaron a atender.

escandalo poli
escandalo poli 2

LEÉ MÁS

Escándalo en la Policía: sentaron a condenado por apremios al lado del gobernador

Ultrajaron al profesor de remo que quemó a un chico en un "rito"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído