Ultrajaron al profesor de remo que quemó a un chico en un "rito"

Mientras estaba detenido, un policía lo atacó brutalmente con un palo.

Neuquén.- La historia del aberrante caso del adolescente al que quemaron en el Club Santafesino tomó un giro inesperado: un policía de la Comisaría 12 fue acusado de tortura y vejámenes contra el profesor de canotaje señalado por el primer hecho. El agente fue separado de la fuerza de manera temporal.

Esto se conoció durante la audiencia de formulación de cargos que se realizó ayer, en la que el fiscal Agustín García acusó al policía de torturar y someter a vejámenes al detenido.

En casa: Tras la tortura del policía, el profesor fue beneficiado y cumple con la prisión en su domicilio.

Según el relato que el juez de Garantías Mauricio Zabala escuchó atentamente, el sábado 7 de noviembre, el oficial se acercó a la celda del profesor de canotaje del Club Santafesino y "lo insultó, le pegó una trompada y escupió", esto fue cerca de las 15. "Sos un violín que marca a los pibes, la vas a pagar", fueron las palabras que utilizó el policía cuando ingresó a la celda de la Comisaría 12 donde estaba el profesor de canotaje.

Más tarde, alrededor de las 19, regresó con un palo de escoba, le colocó las esposas con los brazos en la espalda y "se lo introdujo en el ano, mientras le apretaba el testículo izquierdo con fuerza", relató el representante del Ministerio Público Fiscal.

Regresó con un palo de escoba y se lo introdujo en el ano, mientras le apretaba el testículo". El fiscal de Delitos Violentos

Luego, García continuó: "Fue con mucha saña, los golpes al detenido le provocaron una lesión testicular. Los testimonios coinciden en que el oficial estaba encima del detenido".

Por su parte, el defensor oficial, Leandro Seisdedos, aseguró que las declaraciones ratifican un "forcejeo entre ambos".

"Es imposible que el detenido pueda forcejear, ya que en ese momento se encontraba esposado", sostuvo contundentemente el fiscal.

El profesor de canotaje fue atendido en el Hospital Castro Rendón, donde certificaron que "presenta eritema perianal, un pequeño hematoma con irritación en la zona anal".

El juez de Garantías acusó al policía de torturas y vejámenes. Además, hizo lugar en forma parcial al pedido de prisión preventiva del fiscal, que solicitó dos meses. Zabala le fijó 10 días, por entender que puede interferir en la causa. Ese será el plazo que tendrá el fiscal para elevar la causa a juicio.

Siguen prófugos

Del ataque al menor de 14 años, el 30 de octubre en el Santafesino, participaron el profesor que quedó detenido y al menos dos jóvenes (uno es hermano del profesor) que compiten para el club. Ambos siguen prófugos y con pedido de captura vigente.

Jefe de fiscales

Gerez: "Dos hechos repudiables"

El fiscal general José Gerez se refirió ayer a la agresión del 30 de octubre en el Club Santafesino por parte del instructor de canotaje y luego a la vejación que consumó el policía contra el profesor. "Es terrible que suceda esto y hay que llegar hasta las últimas consecuencias, es espantoso y no debería suceder", afirmó el fiscal a LU5.

Además, detalló que al momento de iniciar la investigación del presunto autor de la "bienvenida" en la escuela de canotaje, sucedió en paralelo otro hecho repudiable.

"En el momento que queríamos esclarecer lo que sucedió con el menor, nos encontramos con que el policía, que debía resguardar la integridad física del detenido, le adjudicó una terrible golpiza. De inmediato, el defensor del detenido presentó un hábeas corpus", explicó Gerez.

"Hubo vejaciones y en este caso hay que destacar el rápido comportamiento policial", aseguró.
"El policía tendría que estar velando por la seguridad del detenido, para que pueda afrontar el proceso en condiciones de salud y abusó de su función. Por eso mismo está detenido".


Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído