Esperemos un poco más

La apertura de las actividades nos dio una sensación de falsa seguridad y hoy vemos el resultado.

La marcha atrás es algo que todos temen. Es lo que nos dicen que hay que temer. Pero con una curva que no hace más que crecer y un número de fallecidos que en un abrir y cerrar de ojos sumó un dígito, quizás esta vez sea necesario.

Después de todo, mirar hacia atrás y reflexionar es lo que nos permite aprender de nuestros errores y avanzar.

Te puede interesar...

Los neuquinos ya estábamos hartos. Y es que la amenaza del coronavirus no era algo tangible en la provincia. Es lógico no concordar con una restricción impuesta cuando no vemos ni vivimos su consecuencia en carne propia.

Pero los nuevos permitidos, sin dudas, dejaron en evidencia un claro peligro que quedó demostrado en las estadísticas de las últimas tres semanas.

Un mes más o un mes menos de cuarentena no sería lo más grave si tenemos en cuenta que será tiempo que podremos recuperar luego, siempre y cuando nos cuidemos. Ya volverán los cumpleaños en restaurantes abarrotados, las noches de boliche, los asados de domingo y la cercanía con el otro que tanto nos caracteriza. Eso sí, el momento también será crítico para la política. Porque como sociedad podremos hacer nuestra parte, pero al Gobierno también le esperan decisiones a tomar si pretenden que una vuelta a la rígida cuarentena sea beneficiosa para todos.

Será su oportunidad de hacer la movida y demostrar qué tanto les preocupan las necesidades de los trabajadores y asegurarse de que nadie sufra las consecuencias de la amenaza invisible. Quedémonos con la pequeña victoria que simboliza cada nuevo recuperado, sigamos cocinando a montones y queriendo a la distancia. Esperemos un poco más.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
63.636363636364% Me gusta
9.0909090909091% Me da igual
9.0909090909091% Me aburre
18.181818181818% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario