¿Estamos bien preparados para el levante online?

Un interrogante frente al creciente uso de las aplicaciones de citas.

Londres
Las aplicaciones para buscar pareja transformaron el mundo de las citas. Pero ¿está equipado el cerebro humano para hacer frente a este cambio cultural?

Es frecuente escuchar lamentos por el tipo de comportamiento que supuestamente promueve Tinder, por ejemplo. Algunos advierten sobre un "apocalipsis de citas", que mata el romance. Las mujeres jóvenes se quejan de que sus bandejas de entrada se llenan de imágenes no solicitadas ni deseadas de penes de extraños.

"Es como un catálogo de una tienda en la que todo el mundo está disponible. El equivalente a cientos de hombres de pie en un pub diciendo lo mucho que les gustás, pero que te abandonan en el momento que entra la próxima chica", le dijo una usuaria a la BBC.

Los seres humanos han evolucionado durante más de dos millones de años para desarrollar el sistema cerebral más complejo y para ser, en gran parte, monógamos. Pero, ¿están preparadas las personas para hacer frente al anonimato y la amplia elección que ofrecen las aplicaciones de citas?

No sabemos si este cambio cultural -el anonimato y una amplia oferta- nos termina afectando.

"Los seres humanos están programados para juzgar a las personas después de verlas en movimiento, en lugar de a través de una mezcla de imágenes y mensajes fijos en una pantalla", dice Lucy Brown, profesora en el Colegio Einstein de Medicina de Nueva York y coautora de varios trabajos sobre la neurobiología del amor.

"Una persona tarda una media de tres años viviendo con alguien antes de revelar cómo es", agrega. Sin embargo, aplicaciones como Tinder y Happn son conocidas por facilitar relaciones de corto plazo.

Y éste es uno de los miedos más comunes sobre el impacto social de estas apps: la promesa de variedad ilimitada anima a perseguir la emoción de múltiples aventuras a corto plazo, en lugar de trabajar en una relación a largo plazo.

Hay evidencias que sugieren que se producen cambios químicos dentro del cerebro en los primeros días de una relación. En 2007, científicos de la Universidad de Basilea encontraron que esta etapa temprana de la pasión presenta un estado de energía elevada, inhibiciones más bajas y una menor necesidad de sueño.

"No quiere decir que las aplicaciones de citas están haciendo que la gente tenga fobia al compromiso. Retirarse de una relación rápido después de un período intenso es probable que sea un rasgo de la personalidad", dice Brown. "Es, sin embargo, un rasgo de la personalidad que permiten las citas en línea", agrega, y finaliza: "Hay que ser conscientes de que la naturaleza se está descontrolando un poco".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído