Facundo Arana busca revancha en el Everest

Facundo Arana busca cumplir el sueño de hacer cumbre en el Everest.

Buenos Aires
Una vez más, Facundo Arana hará un segundo intento de alcanzar el pico más alto del mundo: el Everest, que lo puso al borde la muerte en 2012. Ese año, en pleno ascenso, el actor sufrió un edema pulmonar y se autoevacuó en helicóptero. Su aventura y sueño había durado sólo 10 días de caminata hacia el campamento base. Hoy, con cuatro años de preparación, es tiempo de revancha para el galán que irá por los 8850 metros de altura sobre el nivel del mar.

Listo "No estoy yendo como un loquito, me preparé cuatro años para esto", dijo el actor.

Antes de partir a Nepal, habló con los medios sobre cómo encara el nuevo desafío. "No sé si pueda pasarme lo de la otra vez, pero va a ganar el tema de que volví. Darme la oportunidad de realizar algo que iba a quedar como un mal recuerdo. Volver mata el 'me evacuaron' y no me importa en realidad la cima. La cumbre es mi casa, volver a abrazar a mi familia", manifestó Arana ante de emprender viaje.

Para el también músico –una de sus otras pasiones es tocar el saxo- no es incoherente querer subir al Everest porque "tiene mucho sentido" en su vida. "No estoy yendo como un loquito, me preparé para esto", contó. "El monte Everest es la montaña más alta del planeta. Está localizada en el Himalaya, en el continente asiático, y marca la frontera entre Nepal y China. Sin dudas, toda una aventura", agregó.

En su preparación, Facundo escaló el Aconcagua. También se entrenó con un hipóxico, una máquina que quita oxígeno y simula las condiciones de altitud elevada.

En su ascenso, el actor irá a China y comenzará su aventura por el Tíbet, por la ruta que hicieron en 1924 George Mallory y Andrew Irving. Ese fue el primer intento de escalar el Everest.

Seguro
Arana confesó que se siente "sin miedo" luego de su fallida experiencia. En su aventura estará acompañado por profesionales (un médico y expertos en montaña).

"En 2012, me dijeron que tenía que tener una compañía de rescate y contraté una de los Estados Unidos, el folleto era increíble. Cuando me agarró el edema pulmonar, en campamento base, los llamé y me dijeron: 'Usted tiene un edema, sabe que tiene bajar. Baje'. Llamé solo a un helicóptero y me autoevacué. Cuando bajé y me agarró el edema cerebro-pulmonar, me dejaron a gamba, no vinieron a buscarme y tenía 24 horas para que ese edema no me convirtiese en un chico muerto. Ahora voy con una compañía que ya planificó la logística por si pasa algo", explicó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído