El clima en Neuquén

icon
16° Temp
78% Hum
LMNeuquen Asalto

Falso cliente amenazó a empleada de un local y se llevó $14 mil

Sucedió en un comercio de venta de colchones, el martes al mediodía. La joven se encontraba sola y fue encañonada para entregar el dinero.

Una vez más, los empleados de comercio quedan expuestos ante la violencia e inseguridad. Una empleada de una tienda de colchones fue amenazada a punta de pistola por un falso cliente que le exigió dinero y la hizo encerrarse en el depósito. "Estamos muy desamparados", expresó la joven a LM Neuquén.

Así lo afirmó Nara, empleada de La Colchonería, quien estaba atendiendo el mediodía del martes cuando todo sucedió, en la sucursal de J. J. Lastra 150. "La pasé muy mal y ahora atendemos con la puerta cerrada y los hacemos pasar de a uno, pero tampoco se puede sospechar de todo el mundo porque te volvés loco", razonó la joven.

Te puede interesar...

Según relató, el ladrón ingresó minutos antes de las 12 mientras ella atendía a otro cliente y esperó a que este se fuera para cometer el ilícito. Cuando quedaron solos, el hombre, a quien describió como alguien en sus 40, le preguntó por colchones y almohadas, actuando como un comprador más.

"Me pidió que le anotara un precio, me siguió hasta el escritorio y cuando me di vuelta me apuntó y me dijo 'Bueno, ahora te quedas piolita y me entregás todo'", confió Nara, quien agregó que en todo momento el arma le apuntaba a sus piernas.

image.png

La joven le mostró el poco dinero que había en el local, alrededor de unos $14 mil, y le aseguró al delincuente que era todo lo que tenía ante su insistencia. "Sólo le pedí que no se llevara mi celular porque ahí tengo fotos de mis hijos. Le ofrecí mi bolso incluso, pero no lo quiso".

Bajo la amenaza de "Si te das vuelta, te doy un tiro", el hombre la instó a tomar sus cosas y encerrarse en la parte trasera del local. La víctima permaneció allí unos minutos y para cuando abandonó su refugio, el ladrón ya se había retirado.

La empleada pidió ayuda en un local contiguo y ellos dieron aviso a la Policía, que según comentó, "tardó muchísimo en llegar". Los efectivos entrevistaron a la mujer, tomaron huellas de su celular y también accedieron a lo registrado por las cámaras del negocio. Aún así, el falso cliente nunca se quitó el barbijo y no tenía ninguna característica particular que la joven recuerde como para poder identificarlo.

"Ahora estoy más tranquila, por suerte sólo fue un mal rato. Pero estaría bueno que haya control policial porque por esta calle no se los ve y encima anda poca gente también. En este sector estamos desamparados y ya nadie está exento", resaltó a LMN.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

8.955223880597% Me interesa
1.4925373134328% Me gusta
4.4776119402985% Me da igual
0% Me aburre
85.074626865672% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario