Favio Posca: "Más que un show, es una experiencia"

El creador de personajes como el Perro, Pitito y Angelito se instalará el domingo y el lunes en Casino Magic con Fucking Fucking Yeah Yeah.

Por Yamila Rodríguez

El multiartista Favio Posca traerá el domingo y el lunes a las 21, a Casino Magic, su noveno espectáculo teatral, Fucking Fucking Yeah Yeah, “un auténtico show de rock”.

Con más de 27 años de carrera, el creador de personajes como el Perro, Pitito, Astroboy y Angelito, entre otros, ha inventado una nueva forma de hacer teatro, al mezclar el amor, el odio, el desencuentro y la soledad con la música, el cine, la informática y sus propios delirios. Esa marca registrada, que fue delineando junto con su esposa, Luisa Callau, y sus hijos, Manuela y Rocco, ha quedado grabada en el inconsciente colectivo, lo que provoca que sus funciones, ya sean en el Paseo La Plaza de Buenos Aires o en el interior del país, se realicen a sala completa.

¿Qué podés contar del show?

Este es oficialmente mi noveno espectáculo en 20 y pico de años, que vengo trabajando solo. Tiene una puesta espectacular. Es un auténtico show de rock en donde hay música original, imágenes, videos, historias que se van entrelazando en donde la gente se divierte y ríe durante una hora y media.

En los últimos años cada una de tus funciones se da a sala llena. ¿Por qué creés que la gente te elige?

En principio creo que la gente sabe que se va a reír sin parar. Y la risa es un efecto que no es fácil de conseguir. No es fácil hacer reír a carcajadas. Podes sonreír, te puede parecer simpático, pero reírse como se ríen en mis espectáculos es muy difícil. También saben que les voy a ofrecer calidad, componiendo personajes, haciendo algo totalmente diferente.

¿Cómo llevás el hecho de trabajar con tu familia?

A mí me llena de orgullo. Está bueno porque además tienen ganas. Son personas a las que escucho mucho. Manuela en este espectáculo no está, sí en el anterior y se encargó de la filmación, porque es muy buena haciéndolo. Rocco tiene una banda y tocó tres canciones para el show. Está buenísimo lo que hizo porque tiene un poder, una energía muy especial y le da un toque de rock muy copado, que era lo que yo quería. Luisa siempre estuvo conmigo trabajando, codirigiendo y en la parte creativa. No es que yo los hago participar, sino que se van sumando por sus propios talentos.

Te adjudicaste haber inventado un nuevo lenguaje teatral. ¿A qué te referías?

Siento que a la hora de decir cosas arriba de un escenario elijo hablar del comportamiento humano, como del amor, el odio, desencuentros, soledad, cosa que otros artistas o escritores han hecho pero desde otro lenguaje. Para poder romper con eso utilicé mucho el cine, la informática y la mentalidad del pibe joven que está acostumbrado a editar ideas, conceptos y acortar caminos, entonces voy como surfeando y disparando desde la música, desde los textos, desde las historias, desde el delirio, desde lo real, no tanto desde un lenguaje teatral, que en estos tiempos carece un poco de sorpresa. El teatro para que se mantenga vivo tiene que sorprender al espectador con lo que uno dice, hace, propone y esa es mi preocupación todo el tiempo.

Sorprendiste a todos y te animaste al “Bailando”. ¿Cómo fue esa experiencia?

Muy positiva. La verdad que bailé bien, obtuve notas muy buenas y sorprendí a la gente. La idea mía era que la gente que no supiera que bailo lo sepa. Pude desarrollarme como bailarín en buen estado atlético y con técnica. Por otro lado, pude aportar con mis personajes, o con mi forma de componer, a un formato de tantos años. Eso es muy interesante a nivel social.

¿Volverías a ser parte?

No, no me gusta repetir formatos. Sentiría que estoy haciendo más de lo mismo.

¿Te ofrecieron hacer televisión este año?

No hay mucho para hacer. Esta bastante tranquila la plaza a nivel ficción y estoy viendo de hacer alguna película. Pero está todo muy tranquilo en propuestas en general.

¿Tenés definido el regreso a la gran pantalla?

Todavía no, porque hay un par de películas dando vueltas. Por lo del “Bailando” no pude hacer un protagónico en España... Es decir que hay cosas que me voy perdiendo por no poder hacer todo. El tema del teatro me lleva mucho tiempo y eso hace que no pueda viajar a otros lados. Tendría que ser una película acá. Hay algunas puntas, pero no me quiero adelantar. En algún momento volveré a la pantalla grande o a la pantalla chica porque es algo que me encanta.

¿Podrías llegar a tener un programa propio?

Ya llegará el momento en el que tenga un programa propio. Más que nada porque la gente tiene ganas de verme, pero con tranquilidad, sin forzar nada.

Sin miedo al desnudo

En diciembre pasado, Favio celebró su cumpleaños número 50 de una manera especial: se desnudó en las redes sociales y provocó un verdadero escándalo en los usuarios. “Siento que la desnudez forma parte de nosotros. Nos ponemos ropa por una cuestión de frío, de estética o moda. Pero no tiene nada de malo desnudarse. De todas maneras, el desnudo por el desnudo me parece aburrido. No me desnudaría nunca por desnudarme, ni siquiera artísticamente, me parece aburrido”, explicó el artista.

No se vende a la industria

Sueños cumplidos. La música es parte de la vida cotidiana de Favio y, pese a que nunca grabó un disco, siente haber cumplido con ello. “Todos mis espectáculos tienen música. Son como discos que canto en vivo solamente. Si la gente me quiere escuchar, que lo hagan en vivo”, dijo el actor.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído