El clima en Neuquén

icon
15° Temp
25% Hum
La Mañana hermano

Fernández Oro: "Mi hermano fue a comprar (droga) y casi lo matan"

La familia del joven que sufrió un hachazo en la cabeza tiró abajo la teoría del supuesto robo por una moto y ventiló el verdadero motivo por el cual había ido a la casa del agresor.

El robo que no fue y una historia de transas: parece que el joven de 22 años que terminó con un hachazo en la cabeza no quiso robar una moto, tal como había denunciado su propietario, si no que había ido hasta su casa a comprar droga porque consume, y el amigo vende.

El caso tuvo difusión pública el viernes pasado, en una vivienda del barrio Costa Esperanza, en Fernández Oro.

Te puede interesar...

El dueño de la vivienda había declarado a la Policía que se defendió de un ladrón a quien reconoció como "el sordo", cuando en la madrugada del viernes escuchó a los perros ladrar, fue hasta la puerta y advirtió que le quería robar su moto Honda Tornado que había dejado en el patio, en compañía de otra persona.

Ofreció un pormenorizado relato acerca de la feroz pelea que mantuvo con el supuesto ladrón, quien en teoría tiró el primer golpe con un hacha, pero fue quien al final resultó gravemente herido. El dueño de casa reconoció en su momento que le había pegado "un planazo en la cabeza".

El joven del hachazo fue derivado de urgencia al hospital Pedro Moguillansky, donde permaneció internado en observación como consecuencia de las fracturas que había sufrido en la cabeza y en la cara, más otras lesiones punzo cortantes en otras partes de su cuerpo.

Sin embargo, cuando estuvo en condiciones de declarar, presentó una contra denuncia en la Comisaría 26, donde cuenta otra verdad.

Guardia hospital WEB18.jpg

"Quiero que quede claro que mi hermano no fue a robar, el consume y no tiene problema de decirlo. La adicción te lleva por lugares muy feos y hacer macanas, pero no fue a robar. Fue a ese lugar a comprar para consumir, y ese chico -el dueño de la vivienda- vende", sostuvo la hermana del herido.

"Acá hubo una discusión que terminó mal. Gracias a Dios mi hermano está vivo, eso es lo que importa. Pero no puede caminar, por los dos puntazos que le dio en una pierna", expresó la joven.

Según sus dichos, su hermano conoce al agresor hace muchos años, y esa noche se dirigió a su casa a comprar droga. "Él va, golpea las manos para que lo atienda, y dice que salió de la casa enfadado", relató la joven.

Recordó que en esas circunstancias su hermano -le dijo "eh amigo vengo comprar". Y éste le dijo de muy mala manera que se vaya. "Estaba dado vuelta", advirtió. Entonces empezaron a discutir. "En un momento de la discusión sale con el hacha, y entre forcejeo y forcejeo, le pega en la cabeza", contó la joven.

Tras el hachazo, el dueño de la vivienda pensó que lo había matado porque no reaccionaba y había perdido mucha sangre, por lo que solicitó la presencia de la Policía y una ambulancia.

Agentes de la Unidad 26

"Yo quiero que quede claro que mi hermano no fue a hacerle daño a él, a su pareja y a su hija. Fue a comprar y casi lo matan. Este chico reacciona diciendo que fue a robar, pero no es así. Acá hubo una discusión entre ellos que terminó mal. Y más allá de lo que pasó, tiene que darse cuenta que con mentir no va a llegar a ningún lado, con vender tampoco. La gente que consume, busca donde sea", reflexionó la hermana del herido.

La Policía tomó la denuncia del joven del hachazo e investiga las circunstancias de la agresión.

Grande fue la sorpresa de los efectivos, cuando en el lugar encontraron evidencia de otro robo. Y es que en la casa del joven que le pegó un hachazo al supuesto ladrón personal de la Comisaría 26 encontró la bomba de agua que había sido sustraída del CET 27 horas previas.

Embed

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario