Francia: una muerta en protestas contra el aumento de las naftas

La manifestante falleció atropellada.

El gobierno de Francia se enfrentó ayer a las movilizaciones de los denominados “chalecos amarillos”, un grupo de automovilistas que se levantó contra el alza de los precios de los combustibles. Para frenar a los manifestantes, la fuerzas federales francesas reprimieron duramente y quedó un saldo de una persona muerta y 227 heridos (seis de gravedad), en una jornada de tragedia y caos, porque además hubo cerca de 2000 bloqueos en varias rutas y caminos de todo el país. Las protestas causaron la detención de unas 17 personas en estos cortes. Los principales choques entre la gente y los policías se dieron en París, aunque también hubo importantes incidentes a metros del túnel del Mont Blanc, que limita Francia de Italia.

Fue una jornada de nerviosismo y tensiones, en la que miles de manifestantes franceses salieron a las calles para reclamar contra los impuestos a los carburantes y las políticas económicas del presidente Emmanuel Macron. Sin embargo, ninguna estimación preveía tantos inconvenientes, especialmente el punto más triste, que fue la muerte de una manifestante, quien resultó atropellada por un auto que era manejado por otra mujer. La conductora, que llevaba a su hija al médico, entró en pánico cuando los manifestantes que bloqueaban el paso empezaron a golpear su coche, entonces aceleró y embistió mortalmente a la fallecida. La mujer, que quedó en estado de shock, fue arrestada por la Policía. “Algunas personas golpearon su coche. Ella se asustó y aceleró. La mujer a la que atropelló tuvo un paro cardiorrespiratorio y murió”, detalló el prefecto de Saboya, Louis Laugie.

Te puede interesar...

Como suele ocurrir en Francia, la protesta no fue comunicada a las autoridades. Y a primera hora de ayer, los chalecos amarillos -un movimiento al margen de partidos y sindicatos, creado espontáneamente en las redes sociales y nutrido del descontento de la clase media-baja- comenzaron a bloquear el tránsito vehicular. Además, fueron sitiadas algunas estaciones de servicio y accesos a los peajes de las autopistas. Incluso, los manifestantes quisieron acercarse al Palacio del Elíseo, sede de gobierno francés, aunque una cuadra antes fueron dispersados por la policía, que les arrojó gases lacrimógenos desde el fondo de la Rue du Faubourg Saint-Honoré, donde se encuentra el palacio presidencial. Los chalecos amarillos fueron perseguidos hasta plaza de la Concordia, donde finalmente fueron controlados.

LEÉ MÁS

Pánico en un teatro por el grito de "¡Heil, Hitler! ¡Heil, Trump!"

Bajan del avión a un diputado por tocar a la azafata

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído