El clima en Neuquén

icon
Temp
87% Hum
La Mañana habanos

Fumar habanos, un discreto placer de los neuquinos

Neuquén está segunda en el país en nivel de consumo, de acuerdo a las estadísticas de ventas on line de la Casa del Habano en Buenos Aires. Subió en pandemia.

El consumo de habanos es un discreto hábito que ya se mete entre los neuquinos. Sobre todo después de la pandemia, donde se consolidaron otros placeres durante el encierro y la posibilidad de hacer compras on line, sin la necesidad de viajar a lugares exclusivos.

Una encuesta que maneja la Casa del Habano en Buenos Aires, a través de los pedidos y copras durante la pandemia, arrojó que la provincia de Neuquén está en el segundo lugar, después de Córdoba, en consumo de habanos.

Te puede interesar...

También, desde esa casa, que tiene una amplia distribución de marcas en todo el país, indicaron que en la provincia de cuadruplicó el consumo, en comparación a antes de la pandemia del COVID.

Habanos_02.jpg
La Casa del Habano en Buenos Aires.

La Casa del Habano en Buenos Aires.

“Hasta hace 15 años las cosas fueron cambiando, pero con la pandemia se cambió aún más. Fumar habanos dejó de ser algo distante, exclusivo y para gente aspiracional para empezar a entender que tiene que ver con algo de la cultura, con lo artesanal; mucha gente se acercó al habano para alejarse del cigarrillo”, explicó a LMNeuquén Lucía Alsogaray, gerenta de la Casa del Habano en Buenos Aires.

Indicó que de acuerdo a los registros que lleva la empresa, fundada en 1982, durante estos últimos dos años, crecieron las ventas en esa prestigiosa casa, donde se consiguen hablamos desde los $300 a los $100.000, dependiendo de la marca y la calidad.

Habanos_03.jpg

Las ventas netas a la provincia de Neuquén oscilan entre 65 a 80 (en realidad son clientes que pueden comprar también al por mayor), y que en se cuadruplicaron en estos dos años de pandemia.

En tanto que en primer lugar está la provincia de Córdoba con 80 a 90 ventas mensuales y tercera, Corrientes, con unas 40 ventas de distintos productos.

Vale destacar que las ventas se realizan por la página oficial, sin plataformas por Mercado Libre.

Alsogaray sostuvo que, además, el fumar habanos tiene un hábito mucho más saludable que los cigarrillos rubios por el proceso de elaboración artesanal.

Un tabaco “más sano”

Según explicó, “el tabaco rubio se seca, se muere la planta se procesa con químicos y se le agregan muchas sustancias para que este proceso se haga más rápido y el humo se traga”.

En tanto que, con los habanos, de tabaco negro, “se deja fermentar dos años para bajar la concentración de nicotina, nunca se muere del todo, pero la hoja, al no secarse mecánicamente disminuye los productos que después se transforman en alquitrán, además de que están prohibidos los químicos”.

Entre las marcas que más buscan los neuquinos para realizar compras on line, están Montecristo y Romeo y Julieta, y Partagás, entre los más conocidos. La casa tiene más de 250 vitolas para ofrecer a todo el país, para los distintos perfiles de consumidores.

Alsogaray explicó que para iniciarse en el ritual de consumo de habano “les recomiendo ir por el consumo de habanos cortos y marcas accesibles, tenés que tener una evolución porque son todos de muy buena calidad”.

La empresaria dijo que antes de la pandemia “era muy difícil que tengamos una venta constante, porque la gente venía a la capital fumaban cuando salían del país”.

En la Casa del Habano hay vitolas que cuestan hasta $100.000 que son para clientes exclusivos. Pero hay cajas con productos mucho más económicos para las personas que recién se inician en el fumar de habanos. Todos los productos son de Cuba y se venden a través de la página https://lacasadelhabano.com.ar/. Se hacen repartos a todo el país.

Así, Neuquén se convirtió en una atractiva plaza para ese mercado, que pareciera exclusivo.

>Cada vez se suman más mujeres

La mujer se abre cada vez más caminos y el hábito de meterse en el ritual placentero de fumar habanos está cada vez más presente.

Lucía Alsogaray, gerente de la Casa del Habano en Buenos Aires, confirmó que hay una tendencia cada vez más frecuente, donde este hábito dejó de ser algo exclusivos de hombres, y de esa elegancia.

“Las mujeres sí están aumentando el consumo se animan a probar y que se quedan con el fumar habanos donde descubren un ritual, con esto de prestar atención y dejar de correr un poco en estos tiempos de mucho estrés”, dijo la empresaria en diálogo con este diario.

Habanos_04.jpg
Lucía Alsogaray, gerenta e la Casa del Habano en Busnos Aires.

Lucía Alsogaray, gerenta e la Casa del Habano en Busnos Aires.

En términos de porcentajes de ventas a mujeres, Alsogaray describió que, desde su empresa, de acuerdo con las estadísticas que llevan, el consumo de habanos en mujeres pasó de un 15% a más de un 40% en estos años.

Además, describió que se bajó considerablemente la edad de consumo, ya que los puros cubanos de elaboración artesanal representan un verdadero placer.

Así las cosas, el fumar dejó de ser un estereotipo sólo vinculado a hombres para pasar a ser un hábito de muchas mujeres argentina.

Lo más leído