El clima en Neuquén

icon
Temp
81% Hum
La Mañana Consulta

Gasoducto Kirchner: ¿Cómo es la consulta que piden los mapuches en Vaca Muerta?

La consulta está prevista en un tratado internacional con pocos antecedentes en Neuquén. La traza neuquina del caño es de 27,6 km. Piden el informe ambiental.

La frase del vocero de la Zonal Xaunko de la Confederación Mapuche del Neuquén, Gabriel “Rolo” Cherqui, durante la visita del presidente Alberto Fernández, “sin consulta no hay gasoducto” encendió la alerta en Vaca Muerta. Es por los plazos de la obra más importante que espera el país, en este contexto donde se necesita gas y la provincia ya no tiene vías de evacuación.

¿Puede la obra del gasoducto Néstor Kirchner frenarse por el pedido de consulta de los mapuches? Hasta ahora nadie lo sabe, pero lo cierto es que el mecanismo de la “consulta indígena” está establecido en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La obra del gasoducto se licitaría en julio próximo, y aún no hay un informe de impacto ambiental; está previsto que se presente en poco menos de un mes y el gobierno provincial ya tiene una idea de que en la obra hay baja incidencia de interferencias arqueológicas y paleontológicas, en la zona de Tratayén, la cabecera del gasoducto que opera TGS. Este panorama es de acuerdo a la primera evidencia superficial que maneja la subsecretaría de Ambiente de la Provincia.

Toma Tratayén.JPG
La comunidad Fvta Xayen durante la ocupación de campos en 2017. Ahora piden la consulta para hacer el gasoducto.

La comunidad Fvta Xayen durante la ocupación de campos en 2017. Ahora piden la consulta para hacer el gasoducto.

Argentina firmó ese tratado internacional de la OIT, pero hay aspectos que no están reglamentados todavía respecto a la consulta. Para los abogados de la Confederación Mapuche, la consulta informada “es obligatoria y vinculante”, pero en el convenio, en sus artículos 6 y 15 establece que el Estado tiene que consultar a las comunidades cuando se entiende que se ve afectado ante cualquier programa de explotación de los recursos.

Este procedimiento tiene pocos antecedentes en Neuquén y el temor del gobierno y las empresas es que haya conflicto y que el tema se judicialice. Hay un antecedente en 2012 por la comunidad Mellao Morales, cerca de Loncopué, que se opuso a un proyecto minero. El pueblo fue a votación y rechazó una iniciativa de la Corporación Minera de Neuquén y de la empresa china Emprendimientos Mineros SA.

También hay otro caso con la comunidad Paichil Antriao en Villa La Angostura, por la traza de circunvalación para desviar el tránsito pesado, que se había iniciado en 2016. Vialidad Nacional pudo expropiar tierras de bosque nativo, pero se encontró con la resistencia de la comunidad y no pudo avanzar. Se intentó firmar un convenio, para llevar adelante una consulta, pero el caso quedó frenado en esas tierras.

También está el antecedente de Villa Pehuenia en 2003. El conflicto se inició cuando la Legislatura de Neuquén sancionó la Ley 2439 de creación de la Municipalidad dentro del territorio de las comunidades mapuches Catalán, Puel y Plácido Puel, sin haber realizado el procedimiento de consulta. Tras un largo proceso judicial, la Corte Suprema condenó a la Provincia de Neuquén a que, en un plazo razonable, establezca una mesa de diálogo con las instituciones del Pueblo Mapuche para que implementen la consulta que fuera omitida al crear la figura administrativa-política municipal.

Así se ven Los Pilares de Añelo desde el aire
La zona de Los Pilares, que tiene un valor arqueológico en Tratayén. Se puede ver desde la ruta 7 a 18 kilómetros de Añelo.

La zona de Los Pilares, que tiene un valor arqueológico en Tratayén. Se puede ver desde la ruta 7 a 18 kilómetros de Añelo.

Salvo esos tres antecedentes, no hay registros de que el mecanismo de consulta se haya aplicado, sobre todo en Vaca Muerta, foco de la atención medioambiental. En las ciudades alrededor de la extracción hidrocarburífera siempre hay conflictos y casi siempre se llega a acuerdos con las petroleras.

“Lo más lógico es que si el Estado va a llevar adelante esa obra, es que haga la consulta, para o entrar en contradicciones y no tener una actividad litigiosa, que, por ahí un juez, con una medida cautelar le frene las obras”, expresó a LM Neuquén Luis Virgilio Sánchez, apoderado de la comunidad Kaxipayiñ que está muy cerca de la zona donde pasará el gasoducto Néstor Kirchner.

“De alguna manera se tenían que poner de acuerdo Nación y Provincia para llevar adelante este relevamiento territorial. Nunca se llevó adelante porque estaba esta cuestión de que nunca coincidían los tiempos políticos con Nación y ahora parece que se ha dado esta coincidencia”, señaló el abogado.

La traza y una comunidad sin registro

El gasoducto hasta la localidad bonaerense de Salliqueló entró en este debate de la consulta. Tiene una traza de 559,6 kilómetros de largo y atraviesa tres provincias, pero sólo 27,6 kilómetros están en territorio neuquino, puntualmente en Tratayén es zona árida y arcillosa donde la autodeterminada comunidad Fvta Xayen se adjudica la propiedad ancestral.

Esa comunidad aún no figura dentro del relevamiento territorial previsto en la Ley 26.160 se hizo su debut con una reivindicación de tierras que derivó en una mediación penal por usurpación de campos en 2017, donde les reconocieron la legítima propiedad a las familias Ferracioli, Formaro, Paredes, Mardones, Cervi y Galván. Son campos estuvieron tomados cuatro meses desde el 17 de mayo hasta el 18 de septiembre. Lo hicieron primero con la familia de Félix Galván, que tiene una escritura de más de dos mil hectáreas desde 1978. Junto con Ernesto Bartusch (La Deliciosa SA) habían comprado el campo a Marta Karlson de Olholt, que en esa época vivía en Buenos Aires, según constataron los miembros de la familia.

En el medio, el clima político entro en franca tensión con la desaparición en Chubut de Santiago Maldonado en la comunidad Cushamen, luego de un procedimiento de desalojo por parte de Gendarmería

El conflicto en Tratayén se desactivó en un sector de esos campos, donde familia Formaro llegó a un acuerdo para dejar una suerte de “pasillo” desde la Ruta 7 hasta el río Neuquén, de 60 metros de ancho para la trashumancia de animales de pastoreo.

Pero con el campo de la familia Galván, el conflicto siguió. Se lo volvieron a ocupar el año pasado, esta vez, en unas 230 hectáreas al norte de la Ruta 7, en el Lote 3 que tiene la familia en una zona cercana a la barda, donde estaba emparejando la tierra para la producción de alfalfa. La familia aseguró que parte de la comunidad mapuche se metió por una zona que le pertenece, pero que no fue reconocida por la comunidad Fvta Xayen en el acuerdo con la fiscalía, para abandonar la toma. “Es como una chicana, se metieron por otro lado. Igual ahora no están más”, aseguró un miembro de la familia Galván.

Mensura_Campo_Tratayén.jpg
La mensura del campo de Galván la comunidad se metió en 2017 por la zona sur de la Ruta 7, y el año pasado lo hicieron en el Lote 3.

La mensura del campo de Galván la comunidad se metió en 2017 por la zona sur de la Ruta 7, y el año pasado lo hicieron en el Lote 3.

También hay otras comunidades que están reconocidas pero que aún no iniciaron el relevamiento de territorio ancestral y que está cerca del proyecto donde está previsto que pase el gasoducto Kirchner, como la Campo Maripe (Añelo) y Wirkalew (Sauzal Bonito) y las que ya lo iniciaron como Paynemil (Mari Menuco-Cerros Colorados) y los Kaxipayiñ (Planicie Banderita-loma La Lata).

La zona es un hervidero de conflicto entre los mapuches, las petroleras y dueños de los campos, en una zona histórica, donde hay fotos donde hasta el mismo General Julio Argentino roca tomó en la Campaña del Desierto, en un paraje llamado El Fortín, también cerca de la cabecera del gasoducto de TGS.

La discusión legal también pasa por otros aspectos. El relevamiento de tierras aún no terminó, pero las comunidades se adjudican la propiedad ancestral, excepto por el rechazo de los que tienen parte del título de propiedad de los campos en disputa.

Lo más leído