Gestos que llenan el alma

Por más gente así!”. “¡Qué lindo gesto!”. “Digno de imitar”. Comentarios de este tenor fueron moneda corriente en relación a dos ejemplares historias que LM Neuquén publicó en las últimas horas en su versión digital y también reflejó en el papel.

Hablamos de la emotiva y generosa actitud de un juez de línea de la Neuquén Cup que le prestó sus zapatillas a un nene que tenía las suyas muy rotas y no podía jugar con normalidad. No contento con eso, Marcos Troncoso luego le regaló el calzado que había comprado con mucho esfuerzo al arquerito de Los Cuervitos de Cipolletti.

Te puede interesar...

Y casi en paralelo también conocimos y compartimos la saludable iniciativa de Leandro Domini, futbolista de Independiente de Neuquén, que lanzó humildemente una campaña en sus redes sociales para que Panchito, la “mascota del club”, un muchacho con síndrome de Down muy querido en el Rojo y por todo el ambiente del deporte regional, conozca a su gran ídolo Carlos Tevez.

En un par de horas el tema ya se hizo viral, alguien cercano al xeneize contactó a “Mojarra” (el lateral volante del Rojo en el Regional Amateur) y todo parece indicar que su movida tendrá un final feliz.

Del línea que le regaló sus zapas a un nene al jugador que ayuda a un chico para conocer a Tevez.

Dos casos que llenan el alma y, por suerte, ambos surgidos acá cerquita, en esta capital. Son mimos, caricias en medio de tanta noticia triste y desagradable, de tantos egos y miserias humanas, propios de una sociedad individualista en la que cada vez son menos los que piensan en el otro.

Probablemente no alcance con gestos aislados pero no hay que dejarlos pasar por alto. Por suerte, muchos así lo entendieron y tanto el juez de línea como el futbolista del Rojo neuquino fueron felicitados por casi todo el Alto Valle. ¡Se puede!

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído