El clima en Neuquén

icon
18° Temp
45% Hum
La Mañana Facebook

Golpe de Estado en Myanmar: Facebook e Instagram prohíben a los militares

El gigante de la redes sociales prohibió el acceso a los militares y civiles que apoyaron el derrocamiento del gobierno electo.

Facebook prohibió el acceso a los militares y civiles que apoyaron el derrocamiento del gobierno electo en Myanmar. La empresa de Mark Zuckerberg actuó después de decidir que "los riesgos de permitir al Tatmadaw (ejército de ese país) en Facebook e Instagram son demasiado grandes". Los militares habían utilizado Facebook para impulsar su reclamación de fraude electoral en las elecciones de 2020.

Más de la mitad de los 54 millones de habitantes de Myanmar utilizan Facebook, que para muchos es sinónimo de Internet.

Te puede interesar...

Días antes, Facebook ya había bloqueado la página principal de los militares por incumplir sus directrices tras el golpe de Estado del 1 de febrero.

Desde que los militares tomaron el poder, detuvieron a manifestantes, ordenaron apagones de Internet y también prohibieron las plataformas de medios sociales, incluido Facebook.

Facebook dijo en un comunicado a última hora del miércoles pasado que veía la "necesidad de esta prohibición" tras los "acontecimientos ocurridos desde el golpe de Estado del 1 de febrero, incluida la violencia mortal".

Al menos tres manifestantes y un policía han muerto en las concentraciones contra el golpe, que destituyó al gobierno electo del país del sudeste asiático.

La plataforma de medios sociales también dijo que prohibirá a las entidades comerciales vinculadas al Tatmadaw que se anuncien en la plataforma, añadiendo que estas prohibiciones entrarán en vigor inmediatamente y se mantendrán "indefinidamente".

Añadió que la prohibición no abarcaría a los ministerios y organismos gubernamentales dedicados a los servicios públicos, como el Ministerio de Sanidad y el de Educación.

Los militares e Internet

En las calles de Myanmar, también conocida como Birmania, se producen protestas casi a diario. Los reclamos continúan a pesar de una amenaza a principios de esta semana por parte de una emisora vinculada al ejército que sugería que utilizaría la fuerza letal contra los manifestantes.

Los críticos también afirman que los militares están intentando acabar con la disidencia en línea, cortando periódicamente el acceso a Internet. Anteriormente también bloqueó temporalmente el acceso a Facebook.

El artículo 77 de la Ley de Telecomunicaciones de Myanmar, aprobada en 2013, es utilizado por el gobierno para cortar las telecomunicaciones durante una emergencia nacional.

Los activistas llevan años dando la voz de alarma sobre el papel de Facebook en la difusión de la incitación al odio en Myanmar.

Mucho antes del último golpe, se temía que Facebook tuviera la capacidad de amplificar las tensiones religiosas en el país, de mayoría budista.

En 2014, el monje extremista antimusulmán Ashin Wirathu compartió un post en el que afirmaba que una niña budista había sido violada por hombres musulmanes. Se hizo viral en Facebook.

Días después, una turba se abalanzó sobre los acusados de estar implicados y dos personas murieron. Una investigación policial descubrió más tarde que la acusación del monje había sido completamente inventada.

En 2017, Facebook volvió a estar en el punto de mira por su papel en la violencia contra la minoría rohingya.

Un informe de la agencia de noticias Reuters encontró más de 1000 publicaciones, comentarios e imágenes en Facebook que atacaban a los rohingya y a los musulmanes.

Se descubrió que el jefe del ejército, Min Aung Hlaing, actual gobernante militar del país, se refería a los rohingya como "bengalíes", reforzando la idea de que son inmigrantes de Bangladesh, aunque muchos llevan generaciones en el país.

Finalmente, Facebook prohibió el acceso a Min Aung Hlaing y a otras figuras de alto nivel del ejército. Era la primera vez que Facebook prohibía a un líder militar o político de un país.

Un informe de la ONU en 2018 había encontrado que Facebook era "lento e ineficaz" en la lucha contra el discurso de odio. El informe afirmaba que "debe examinarse de forma independiente y exhaustiva hasta qué punto las publicaciones y los mensajes de Facebook han provocado discriminación y violencia en el mundo real".

Facebook también había reconocido entonces que muchos en Myanmar confiaban en la plataforma para informarse, "más que en casi cualquier otro país".

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

50% Me interesa
25% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
25% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario