El clima en Neuquén

icon
19° Temp
28% Hum
La Mañana Tecker

Golpiza a Tecker: declararon policías y complicaron aún más a sus colegas

En una nueva audiencia por la brutal agresión, declararon como testigos integrantes de la fuerza, quienes hundieron más a los imputados.

Se realizó este jueves una nueva audiencia del juicio contra cuatro efectivos policiales de Neuquén por la golpiza que le propinaron a Roberto Tecker, en la que declararon colegas de los imputados y los comprometieron aún más.

A los policías Sixto Esteban Meza Vitale y a Jorge Diego Sevilla les atribuyen los delitos de lesiones graves, agravadas por la calidad de sujeto activo (miembro de las fuerzas de seguridad), en concurso ideal con vejaciones y en concurso real con lesiones agravadas por las mismas circunstancias, en calidad de coautores. Mientras que a Luis Canales y a Julio Alberto Sandoval, desde el Ministerio Público Fiscal les atribuyen el delito de encubrimiento agravado por su carácter de funcionario público en calidad de coautores.

Te puede interesar...

Según pudo conocer LMN, uno de los testigos confirmó que lo obligaron a adulterar el libro diario de la Comisaría 17, dejando asentado que Tecker había estado tan solo un minuto en la dependencia policial y luego lo habían trasladado al hospital. También quedó en evidencia que no se elaboró el informe que correspondía en el que se debía dar cuenta de las lesiones que presentaba Tecker y la gravedad de las mismas.

Otro de los policías testigos, un agente que se desempeña en el Centro de Comunicación, aportó un dato importante, que desde la querella y la fiscalía fue visto como de suma gravedad. Y es que e GPS de la camioneta policial en la que trasladaron a Tecker tras su detención en la vía pública, en pleno barrio La Sirena de Neuquén, fue apagado y así estuvo alrededor de una hora y media, un agujero negro de tiempo en el que se desconoce dónde estuvo el vehículo policial.

abuso policial 3 tecker.jpg
Roberto Tecker declaró en el juicio contra los cuatro policías acusado de golpearlo.

Roberto Tecker declaró en el juicio contra los cuatro policías acusado de golpearlo.

Se cree que el móvil policial estuvo en un descampado, donde se apagó el rastreo satelital y los policías continuaron golpeando a Tecker.

Los testigos que integran de las fuerzas de seguridad coincidieron en las malas conductas detectadas en los cuatro policías imputados.

La víctima fue trasladada por el personal policial primero al hospital Buquet Roldán, de donde lo derivan luego al Castro Rendón para intervenirlo quirúrgicamente. Según los datos aportados por otra de las testigos clave, que trabaja en el hospital, los policías llegaron con el lesionado asegurando desconocer qué le había pasado. En un principio, dijeron creer que había sido atropellado, mientras que luego indicaron que había participado de una pelea callejera. La testigo admitió que la versión de los efectivos fue extraña y que le llamó la atención el comportamiento que mostraron desde un principio.

"Cuando lo llevaron al hospital no lo entraron por guardia. Estaba gravemente herido y lo hicieron esperar como 45 minutos. Decían que lo llevaban para constatación de persona; decían que no sabían qué le había pasado, que creían que había sido atropellado. Eso llamó la atención, porque si lo hubieran atropellado debería haber sido trasladado por una ambulancia, no por la policía", señaló Gisella Moreira, abogada querellante de la familia Tecker, en base a la información brindada por una testigo que trabaja en el hospital Buquet Roldán. "Cuando lo llevaron al hospital no lo entraron por guardia. Estaba gravemente herido y lo hicieron esperar como 45 minutos. Decían que lo llevaban para constatación de persona; decían que no sabían qué le había pasado, que creían que había sido atropellado. Eso llamó la atención, porque si lo hubieran atropellado debería haber sido trasladado por una ambulancia, no por la policía", señaló Gisella Moreira, abogada querellante de la familia Tecker, en base a la información brindada por una testigo que trabaja en el hospital Buquet Roldán.

Otro de los testigos fue el perito Cristian Lepen, quien trabaja en la Unidad de Servicios Periciales, dependiente del Tribunal Superior de Justicia de Neuquén. El experto aseguró que tanto en el calabozo como en el móvil se pudo establecer con certeza que había sangre lavada.

Con estos últimos testimonios, la situación de los cuatro policías imputados se complicó aún más, aunque aún restan dos jornadas más de juicio, que se espera que sean intensas. La lista de testigos propuestos por la querella y la fiscalía todavía no concluyó. Se espera que finalice este viernes, mientras que el próximo lunes será momento de los alegatos finales.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

9.4202898550725% Me interesa
15.217391304348% Me gusta
3.6231884057971% Me da igual
5.0724637681159% Me aburre
66.666666666667% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario