González: "Vamos a salir mejor parados después de que pase la crisis"

Sebastián González. Jefe de Gabinete. Dijo que Vaca Muerta debe lograr "un anticuerpo" que la preserve a futuro y que el contexto nacional no afectará los proyectos provinciales en marcha.

Por Francisco Carnese - carnesef@lmneuquen.com.ar

El jefe de Gabinete de la provincia, Sebastián González, analizó las consecuencias de la medida adoptada por el gobierno nacional respecto del congelamiento del precio del barril de petróleo y dijo que, a futuro, Vaca Muerta debe ser blindada para que ninguna política nacional pueda afectar el desarrollo de las inversiones.

Te puede interesar...

Aseguró que la provincia saldrá bien parada de esta crisis y que el contexto económico desfavorable no afecta los proyectos que Neuquén tiene dentro de su plan quinquenal.

¿Cómo evalúa el gobierno provincial todo lo ocurrido hasta ahora con la decisión de Nación respecto del congelamiento del precio del barril y los combustibles?

Primero lo vivimos con sorpresa, porque además toca particularmente a Neuquén. Con Vaca Muerta estamos frente a una política de Estado, y esto sonó a todo lo contrario, una medida de cortísimo plazo, coyuntural, que tiene un impacto negativo muy grande. Hace tres años que venimos construyendo un rompecabezas con el sindicato, con el gobierno nacional, en una industria que es la única que está despegando en el país, que hay que cuidarla y donde tiene una alta incidencia la seguridad jurídica.

Y esto de ahora va en el sentido contrario de todo lo que se venía haciendo.

¿Y en qué va a terminar este conflicto, teniendo en cuenta que ya se habla de la posibilidad de que las provincias petroleras lleven el tema al plano de la Justicia?

Yo creo que vamos a salir mejor de esta crisis. La reunión que se hizo retrotrajo un escenario que se debió dar desde el principio. Tenemos que lograr que se termine generando un anticuerpo más grande ante la posibilidad de que, sea quien sea el que venga, un volantazo no pueda torcer el rumbo de la política petrolera.

La reacción fue un buen dato que puso de manifiesto que hay límites que no se pueden cruzar si queremos que esto funcione. Eso quedó bien marcado y creo que institucionalmente fue bueno.

¿Cómo se para el Gobierno ante este contexto que mezcla lo electoral, una crisis económica y un posible cambio de signo político en diciembre a nivel nacional?

Estamos monitoreando lo que pasa pero tenemos nuestro propio plan de gobierno y trabajo, que es el plan quinquenal y es nuestra ancla a futuro, pensando en los proyectos que tenemos. Y eso es contrario a lo que sucede a nivel nacional, donde no parece haber un ancla en ningún lado. Pero no somos una isla y tenemos una industria afectada por variables mundiales. Monitoreamos esos factores y desarrollamos nuestras propias herramientas.

Hace unos días nos visitaron los directivos del Banco de Desarrollo de América Latina, que está buscando, a pesar de la inestabilidad económica de Argentina, invertir acá, y se fueron sorprendidos de lo que hacemos en Neuquén.

Les mostramos proyectos concretos, ellos nos autorizaron a tomar un crédito de 85 millones de dólares para pavimentar el corredor petrolero. Esto no pasa en el país, son situaciones excepcionales que hay que aprovechar.

¿El 2020 será el año del despegue definitivo de Vaca Muerta?

Si arreglamos lo que tenemos que arreglar, sí. Por eso es tan importante mantener la cabeza fría y aprovechar estos conflictos que se generan, no pegando en la línea de flotación de un sector que está creciendo, sino para blindar a Vaca Muerta.

El diseño de lo que fue la cuestión anexa, en cuanto a infraestructura y por fuera de la actividad petrolera en la zona de Añelo, fue tarea en su momento del Copade. ¿En qué situación se encuentra esto hoy?

Los estudios que hicimos en ese momento sirvieron para mostrar que estábamos ante un fenómeno distinto y quedaron desfasados de acuerdo con las variables que cambiaron, pero que no dejan de ser válidos en la medida que Vaca Muerta va a poder desarrollarse siempre que traccionemos hacia una mejora cuantitativa y cualitativa, no solo de lo que necesita la industria, sino también de que funcionen las escuelas, los hospitales, que las rutas se cuiden, que aumenten los caminos pavimentados y que se crezca en infraestructura.

Y si uno mira algunas actividades, como el desarrollo de la cereza, los olivos, la ganadería y demás, podemos decir que estamos asistiendo a un proceso de diversificación. Vamos por buen camino en ese sentido.

Su función como coordinador

A fines de abril, Sebastián González asumió una función nueva dentro del Ejecutivo: la de un ministro coordinador. “Mi misión es trabajar con los otros, no tengo beneficiarios directos, es ayudar a que se haga mejor una tarea”, apuntó González. “Tenemos mesas permanentes, donde abordamos diferentes políticas públicas del plan quinquenal: una de modernización del Estado, otra donde se analizan los proyectos de inversión privada, de comunicación pública, de políticas sociales y otros espacios que antes no existían y que ahora los estamos institucionalizando”, dijo. “Con estos ámbitos de trabajo hacia el interior del gabinete, vamos a llegar muy bien al 10 de diciembre”, aseguró.

LEÉ MÁS

Otra chance para el gas

Pechi: "Le pedí a Monteiro que baje su candidatura"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído