Habrá médicos asignados para las fiestas masivas

Será para atender a personas afectadas por drogas.

Neuquén.- Los eventos masivos con más de cinco mil personas deberían contar con un hospital de campaña. Así surgió de un encuentro realizado ayer a la mañana en la Defensoría del Pueblo, donde además del titular del organismo, Ricardo Riva, participaron representes del Municipio, del SIEN y de organizadores de eventos.

De este modo, se registra otra medida luego del grave caso del joven Lautaro Bettini Speranza (20), que permanece hospitalizado tras recibir una brutal agresión a la salida de una multitudinaria fiesta en Año Nuevo.

Durante el encuentro de ayer la titular del servicio de emergencias, Luciana Ortiz Luna, elevó la propuesta a la mesa teniendo en cuenta las recomendaciones de la Sociedad Argentina de Emergencias Médicas y de la evaluación de diez eventos en la ciudad de Mar del Plata con una concurrencia total de 50 mil personas.

Se trata de una de las funcionarias que tiene mayor contacto con la problemática. En su función, asiste a los accidentes de tránsito por el elevado consumo de alcohol y, tras las fechas festivas, es una de las encargadas de dar el pantallazo de las intervenciones del servicio de urgencias.

Según Ortiz Luna, en el caso de eventos de cinco mil personas, en el hospital de campaña serían necesarios cuatro médicos -uno de ellos especializado en emergencias-, 10 enfermeros, 4 ambulancias clase A y tanto el equipamiento como el personal, aprobado previamente por fiscalización de salud pública.

En el encuentro, el secretario de Gobierno y Coordinación, Marcelo Bermúdez, recordó que el Ejecutivo municipal elevará un proyecto de ordenanza al Concejo Deliberante con las consideraciones que se desprenden de las dos reuniones realizadas en la Defensoría y con lineamientos fijados por el decreto provincial 0070 del pasado 29 de enero y el decreto municipal 940 de 2016. Dijo que el objetivo es elevar la iniciativa a partir del 15 de febrero próximo.

El caso de Lautaro puso sobre relieve una vez más la preocupante situación que se vive en la provincia. La capital neuquina es casi un muestrario de las dificultades que hay para generar conciencia entre la población en temas como el consumo de alcohol, un exceso que convive también con el crecimiento entre la población de todas las franjas etarias del consumo de drogas.

De hecho, el gobierno nacional, a través de la Secretaría de Programación para la Secretaria de Políticas Integrales sobres Drogas de la Nación Argentina (Sedronar), comprometió su trabajo con la Provincia y el Municipio para tratar de dar respuestas, luego de que en una estadística la provincia quedará al tope del ránking de alcohol y registrara una de las tasas de consumo de cocaína y marihuana más elevadas del país.

Ahora, el tema también llegará al Consejo Deliberante, un ámbito donde los concejales buscarán una norma que establezca parámetros más claros para revertir el severo cuadro de situación local.

El caso Lautaro motivó cambios

Instaló el tema en la agenda

El caso de Lautaro Bettini Speranza, el joven agredido al final de una fiesta, activó a la clase política. En ese entonces, gravemente hospitalizado, promovió los cambios en la agenda política.

El contexto de la ciudad

Hay una preocupación previa: las leyes anticonsumo de alcohol no están dando resultados. Y todos los fines de semana las salas de salud saben de los casos extremos de consumo.

LEÉ MÁS

La Muni endurece las regulaciones para fiestas al aire libre

Prohibieron entrar con alcohol a las fiestas

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído