Hacen 4 horas de cola para comprar huevos baratos

Todos los días, 50 vecinos, entre comerciantes y familias, los adquieren a un distribuidor mayorista.

Embed

Neuquén.- De lunes a viernes, a la hora de la siesta, la cuadra de Planas al 600 se llena de vecinos con reposeras, la mayoría comerciantes, que hacen cola para comprar huevos al por mayor a precios muy bajos. Algunos llegan a soportar hasta 4 horas a la intemperie para llevarse un paquete de 15 docenas de huevos.

En esa cuadra está la distribuidora de la granja Achahual, una empresa local que promete huevos de calidad al por mayor a 20 pesos la docena, la mitad de lo que cuestan en las góndolas de los supermercados. Siempre se llena de compradores, pero en invierno la demanda aumenta y la hilera junto a la puerta llega a tener más de una cuadra de extensión.

El local abre a las 15:30 y vende un máximo de dos paquetes por persona hasta que se agota la mercadería, lo que ocurre rápidamente. Los sábados empiezan a vender a las 8 y los primeros compradores se instalan en la vereda desde la madrugada.

Ayer a las 15 había más de 50 vecinos esperando bajo la lluvia para comprar. Apenas se abrieron las puertas, se agolparon todos contra el mostrador.

"Yo me vine a las 13 porque tengo comercio y no puedo pagar lo que piden otros. Está a más de 400 pesos en algunas distribuidoras", contó Daniel, uno de los clientes. Agregó que compra desde hace años "y todos los inviernos pasa esto, pero en los últimos se ve más gente en la cola porque parece que hay mucha demanda y pocos huevos, como que se produce menos".

"Llego a las 11:30, me traigo los mates y una vianda. Venden a $100 menos que en otros lados". Lalo. Estaba primero en la fila

Daniel, como otros, alivió las horas de espera bajo la lluvia con una reposera y alguna infusión caliente para tomar. Como los clientes suelen ser pequeños comerciantes que van varias veces a la semana, ya se formó una pequeña comunidad entre los que hacen fila.

"Hay de todo, compartimos charlas y también tenemos peleas cuando se terminan los paquetes y alguno no alcanzó a comprar", comentó Juan. Dijo que también están los que se quejan contra la empresa "porque les llega la mercadería a las 11 y no tiene sentido esperar afuera tantas horas".

La venta se realiza por orden de llegada. Si alguno perdió el lugar a último momento, debe volver otro día. Es lo que le pasó a María Cortés, dueña de una rotisería. "Me vine con el nene pasando frío y tuve que irme con las manos vacías", se lamentó.

Más allá de las protestas, todos vuelven. Es muy tentadora la combinación de la calidad de huevos de granja a un precio que parece haberse escapado de la inflación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído