Hallan a una mujer muerta

Estaba en una chacra en Confluencia. No pudieron identificarla.

Neuquén.- El misterio ronda en la aparición de una joven muerta en el barrio Confluencia. Si bien se realizó la autopsia, los peritos no pudieron certificar su identidad debido al importante estado de descomposición que presentaba el cuerpo, por lo que hoy avanzarán en estudios más complejos.
Eran cerca de las 7:40 del primer día de 2016, cuando un joven corrió a los gritos alertando a dos policías que patrullaban el barrio Confluencia.

El joven regresaba a su casa después de los festejos de fin de año y, ante la necesidad de ir al baño, intentó hacerlo en una de las chacras que aún quedan en el barrio.

Entre los yuyos, dentro de una acequia, a unos pocos metros de la esquina de Obrero Argentino y Figueroa, encontró el cuerpo de una mujer y, a muy poca distancia, una pistola 9 milímetros de uso policial.
7:40 un hombre alertó a los gritos a la Policía sobre la presencia del cuerpo de una mujer en una acequia.

Al constatar que los dichos del hombre eran certeros, la Policía convocó al Personal de Criminalística y se le dio intervención al fiscal de turno, Diego Azar.

Luego de varias horas de trabajo de los peritos, el cuerpo fue trasladado a la morgue, donde le realizaron la autopsia correspondiente, sin obtener resultados positivos.

Entre las pocas certezas que pudieron corroborar los médicos, la data de muerte es superior a los 13 días, pero ante el avanzado estado de descomposición que tenía el cuerpo fue imposible identificar a la mujer.

Los peritajes fueron suspendidos hasta hoy, cuando los médicos analicen las piezas dentarias y las comparen con la ficha odontológica de Marilina Neculman, una joven de 25 años desaparecida el 18 de diciembre hacia la que se dirigen todas las sospechas.

El arma policial

No sólo por las características físicas y por la fecha de la muerte, sino también por el arma encontrada, las sospechas giran en torno a Neculman.

Antes de desaparecer, la joven denunció que de su casa le habían robado el arma de su pareja, un policía de la Comisaría 20. Las pericias indicaron que se trata de la misma arma encontrada junto al cuerpo.

Siguen buscando a Marilina Neculman

Marilina Neculman salió de la casa de su hermana, con la que se había mudado después de denunciar un robo. La última vez que se la vio fue el viernes 18 de diciembre, en la calle Aconquija del barrio Mariano Moreno. Desde entonces su paradero es un misterio para familiares y autoridades policiales.

Tras dejarle a su hijo de tres años, la joven dijo que iría a su antiguo departamento a buscar ropa, pero nunca volvió.

Al allanar ese domicilio, la Policía encontró todo revuelto y sin rastros de la joven. De acuerdo con el cruce de las antenas de telefonía celular, el aparato de Neculman perdió señal en el sector ribereño de la calle Linares.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído