¿Hasta la apariencia física es una desventaja laboral?

Un polémico estudio asegura que también perjudica más a las mujeres.

Aunque suene polémico, y evidentemente lo sea, muchos todavía creen, en pleno Siglo XXI, que la apariencia física de una persona juega un papel importante en algunos aspectos de su vida. No solo en el personal, sino también en las cuestiones laborales. Y por más que es una de las tantas batallas que todavía hay que seguir dando contra todo tipo de discriminación, la imagen es algo a lo que una parte de la sociedad le otorga una relevancia mayor a la deseada.

Como ejemplo, un discutido estudio, realizado por las sociólogas Leah Sheppard y Stefanie Johnson, de la Universidad de Colorado en Boulder (Estados Unidos), señala que el hecho de cumplir con el canon de belleza de la época solo implica más éxitos a nivel laboral en el caso de los hombres y que las mujeres, en cambio, se ven perjudicadas.

Te puede interesar...

Para ello, prepararon varias docenas de casos ficticios laborales, problemáticos y exitosos, liderados por hombres y mujeres. Todos los casos tenían aproximadamente las mismas condiciones con la salvedad de que el sector laboral de la compañía, el género del jefe y su fotografía eran distintos. Todos esos casos los tuvieron que leer 200 voluntarios escogidos por las investigadoras. ¿Su objetivo? Evaluar la idoneidad de las declaraciones de un jefe en particular y señalar las que fuesen más convincentes.

¿El resultado? Tanto los hombres como las mujeres trataban a las mujeres que consideraban atractivas con un alto cargo de manera similar. En general, confiaban mucho menos en estas que en las mujeres a las que veían menos atractivas y que en los hombres no tan agraciados.

Los números negativos: Hay menor cantidad de directivas con altos cargos en las empresas.

Cada 10 trabajadores, sólo 4 mujeres

Pese a los avances conseguidos en los últimos años, sobre todo en materia de concientización sobre las desigualdades existentes entre varones y mujeres, las cifras siguen reflejando que el camino hacia la igualdad de oportunidades es largo. Al menos así se desprende del último informe de Brechas de Género editado por CAF (Banco de Desarrollo de América Latina), que realiza un diagnóstico de situación detallado en el ámbito laboral, familiar y educativo. Según el relevamiento en los 18 países de la región, en promedio en América Latina de cada diez trabajadores de entre 25 y 54 años de edad, solo cuatro son mujeres.

Una brecha que aún sigue abierta

La desigualdad de género en el ámbito laboral no parece estar en vías de mejorar. Un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico asegura que en nuestro país las oportunidades son inequitativas: sólo el 43% de las mujeres de 25 a 34 años con educación secundaria tenían un empleo en 2017, mientras que entre los hombres de esa franja etaria y con ese nivel educativo, la ocupación se situó en el 84%.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído