Hay escasez de efectivo por el paro de bancarios

Ni siquiera en los súper se pudo retirar billetes.

NEUQUÉN - El paro lanzado por la Asociación Bancaria fue contundente ayer en la ciudad y generó molestias en muchos usuarios. Pocos cajeros tenían dinero y se convirtieron en el epicentro de largas colas, especialmente por la mañana, mientras que otros estaban fuera de servicio. Los supermercados se vieron sobrepasados por la demanda de efectivo y dejaron de entregar cerca del mediodía.

En el marco de una nueva disputa con las entidades financieras por las paritarias –ofrecen un aumento del 15 por ciento en cuotas–, el gremio suspendió la atención por 24 horas a nivel nacional.

La región no fue la excepción, por lo que los clientes tuvieron que recorrer varios bancos para poder conseguir unos billetes.

Entre la tarde del jueves y el mediodía del viernes, los neuquinos invadieron la zona bancaria con el objetivo de retirar la mayor cantidad de efectivo posible.

Con el incesante movimiento, muchos cajeros automáticos se quedaron vacíos para las primeras horas de la tarde de ayer, mientras que los supermercados se vieron sobrepasados por la demanda y dejaron de entregar dinero al mediodía.

p04-pieza.jpg

Algo que molestó a los usuarios fue que algunas unidades no funcionaban bien, ya que no les permitía sacar dinero por “extraños problemas” con sus tarjetas de débito, mientras que otras máquinas se encontraban fuera de servicio.

“Siempre pasa lo mismo. Te ponen un cartel de que no funcionan los cajeros y me tengo que ir a las otras sucursales. A veces los habilitan después de una determinada hora, pero no sé por qué hoy no”, dijo Laura, una vecina de Barrio Nuevo.

Una mujer en la sucursal del Banco Galicia de calle Juan B. Justo explicó que no pudo retirar dinero, mientras que el resto de los clientes lo hacían sin problemas. “Acá me decía que no podía entregar dinero, así que me fui a recorrer otros cajeros pero ninguno tenía plata. Por eso volví y ahora me bloqueó la tarjeta”, comentó con indignación.

Los paros bancarios se volvieron una constante ante las negociaciones paritarias, pero hasta el momento habían asegurado la disponibilidad de efectivo en los cajeros. En esta ocasión, con el techo del 15 por ciento que intenta imponer el gobierno nacional y una inflación que, según las estimaciones de consultoras privadas, se mantendrá en el orden de los 20 puntos, la Asociación Bancaria intensificó las medidas y no cargó las unidades.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído