Historia sin fin de los Oyarzo: uno libre, otro preso

En el mismo día, dos hermanos vivieron situaciones opuestas. El Bombo zafó de la acusación de un crimen, y Jonathan cayó después de un mes prófugo.

NEUQUÉN
Miembros de una familia conflictiva del barrio Confluencia, dos de los hermanos Oyarzo protagonizaron en las últimas horas un cara y ceca del delito.

En la mañana del martes, Diego "Bombo" Oyarzo había resultado finalmente absuelto en la causa por el crimen del puntero del MPN José "Colo" Pereira. Y esa tarde, su hermano Jonathan fue atrapado en el barrio Islas Malvinas: estaba prófugo hacía un mes luego de haber sido condenado a seis años de prisión por robo calificado.

Jonathan, alias "el Cabeza", se había refugiado en una casa en la esquina de Avenida del Trabajador y Pringles. Tenía pedido de captura desde el 6 de noviembre.

El comisario a cargo del procedimiento informó que el detenido fue puesto a disposición de la Justicia y alojado en la Unidad de Detención 11 de Neuquén. Está condenado por robar en una vivienda en el barrio Salud Pública a mediados de 2014, tras haber reducido a la propietaria.

"La historia de los Oyarzo es parte de la historia del barrio Confluencia", resaltó el comisario Carlos Vallejos, que señaló que la familia se asentó en el barrio en la década del 70. "Ahí comienza una historia marcada por hechos de sangre", dijo.

Además, contó que entre los distintos miembros de la familia suman nada menos que alrededor de 50 causas. "El año pasado, para descomprimir, se logró sacarlos de Confluencia y les alquilaron una vivienda en Villa Ceferino", recordó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído