Hondureños quieren entrar a México y hay tensión en la frontera

La caravana de migrantes buscó cruzar desde Guatemala pero la Guardia Nacional se lo impidió. Y cuando pretendieron pasar por la fuerza hubo disturbios.

Un tumulto de integrantes de la nueva caravana migratoria formada hace unos días en San Pedro Sula, Honduras, fue contenido ayer a primera hora por la fuerza por agentes de la Guardia Nacional en la frontera de México con Guatemala. Los miembros del contingente intentaron cruzar alrededor de las 8, y como no se los permitieron, trataron de hacerlo por la fuerza a través del puente fronterizo entre Tecún Umán y Ciudad Hidalgo. Esto obligó a uniformados y personal migratorio a ponerse muy firmes y dispersar a los migrantes, cerrándoles el paso.

“Queremos trabajar”, “Venimos en paz”, “Queremos algo mejor”, eran las consignas que gritaban los miembros de la caravana, pero los agentes del Instituto Nacional de Migración les advirtieron que sólo permitirían la entrada, de 10 en 10, y a quienes solicitaran refugio y contaran con un documento de identidad. La mayoría de los migrantes eran hondureños y salvadoreños, y las cosas se fueron desarrollando en medio de un forcejeo que a ratos devino en violencia. En la noche anterior, algunos de los extranjeros habían logrado cruzar clandestinamente por el río Suchiate, con ayuda de frágiles balsas y pagando un pequeño monto a los encargados de operarlas. Sin embargo, varios fueron detenidos o regresados por los agentes. El gobierno mexicano ya manifestó que no permitirá estos ingresos si no se dan en forma ordenada y sin generar ningún tipo de disturbio.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído