Iban a traicionar a Maduro pero apagaron el celular

EE.UU. negociaba con altos mandos chavistas que se arrepintieron.

Nicolás Maduro y Juan Guaidó instaron a salir a las calles a sus seguidores coincidiendo con el 1º de mayo, Día de los Trabajadores. Al igual que el martes, se produjeron violentos enfrentamientos. En medio de tanta tensión, se supo que los altos mandos del chavismo que negociaban con la oposición la salida del presidente venezolano han “apagado sus celulares”, aseguró el enviado de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, quien reveló cómo fueron esas tratativas.

Te puede interesar...

“Muchos de ellos han apagado sus celulares”, lamentó Abrams en una entrevista con la agencia EFE. El diplomático expresó su frustración con tres figuras clave del chavismo (entre ellas, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino), que supuestamente habrían negociado durante varios meses con la oposición para darle la espalda a Maduro y apoyar al líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente por 54 naciones.

“Hablaron, hablaron y hablaron, y cuando llegó el momento de la acción, no estuvieron dispuestos a hacerlo”, lamentó Abrams. Según EE.UU., también formaron parte de esas conversaciones el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno, y el comandante de la Guardia de Honor Presidencial y de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), Iván Rafael Hernández Dala. Consultado sobre si Padrino, Moreno y Hernández Dala son quienes tienen el celular apagado, Abrams se limitó a contestar: “Me refiero a mucha gente en los altos niveles del gobierno venezolano”.

Abrams calificó de desafortunada la decisión de los tres chavistas de no cumplir con lo que supuestamente habían pactado en esas negociaciones, en las que Washington asegura que no participó y donde se pactó una transición política con “garantías para respetar la dignidad de gente como Maduro para que pudieran irse con honor”.

“Fue desafortunado porque el acuerdo que se había alcanzado entre los venezolanos era excelente, un acuerdo extenso que hablaba de estabilidad política (...), de protecciones y garantías para los militares y de medidas para restaurar la economía”, detalló. El martes, el secretario de Estado del Gobierno de Donald Trump, Mike Pompeo, había afirmado que Maduro “tenía un avión listo en la pista” para huir de Venezuela hacia Cuba, pero que Rusia “le ordenó quedarse” en el país. Para garantizar una salida pacífica de Maduro y de los militares que lo rodean, EE.UU. mantuvo una serie de “conversaciones” con las autoridades de España sobre la posibilidad de que recibieran a funcionarios venezolanos que decidieran desertar, confirmó a mediados de marzo el propio Abrams.

Ayer indicó que esas charlas “continúan, aunque no se producen todos los días”, y elogió el comunicado que el gobierno español publicó el martes en apoyo a Guaidó, una respuesta que calificó de “muy fuerte”. Desde el martes, EE.UU. presiona a los militares venezolanos y a figuras clave del chavismo para que apoyen el levantamiento de Guaidó, y ha responsabilizado a Rusia y a Cuba de que, horas después del alzamiento, Maduro siguiera en el poder.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído