Icardi marcó la cancha

Con la paciencia propia de los grandes goleadores, capaces de aguardar su chance durante 90 minutos, Mauro Icardi esperó “su” momento para el contundente pase de factura. Y vaya si hizo ruido: fue, incluso, más noticia que su primer gol con la camiseta argentina un rato antes, en el 2 a 0 frente a México.

Algunos le reprochan que debió decirlo antes. Pero lo importante es que habló, casi a modo de desahogo, por lo mal que la pasó y lo hicieron sentir en la Selección esos líderes negativos que se devoraron varios técnicos y gozaron de demasiado poder e impunidad en la albiceleste. Los que afortunadamente, en su gran mayoría, ya no están.

Te puede interesar...

“Se formó algo muy lindo. Viví lo anterior y no había tanto compañerismo y amistad. Ojalá que Scaloni pueda seguir. Cuando vine acá, no sentía esto. Se siente. Somos todos jóvenes. Antes, con jugadores de experiencia, no se sentía”, fue el claro y sorpresivo mensaje, el tiro por elevación del implacable delantero del Inter para los anteriores referentes, los históricos de la Selección en estos últimos años.

El 9 de la Selección envió un claro mensaje a Messi, Masche y cía. ¿Podría convivir con el 10?

Su confesión confirma todo lo que el periodismo informó del mal clima interno, de la soberbia y los caprichos de un grupito tan talentoso dentro del campo (no hay que olvidar que fueron subcampeones del mundo) como tóxico y nocivo fuera de él. Una vez más hay que darle la derecha a la prensa, en épocas en la que se la castiga y desacredita en exceso (más allá de los errores propios).

Lo último. ¿Que pasará si Messi acepta el desafío de regresar a la Selección de la que se siente amo y señor? ¿Aceptará que los nuevos, esos que ya hicieron saber que así están cómodos, pongan las condiciones?

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído