Incidentes en París con los chalecos amarillos

Al menos 250 personas fueron detenidas al enfrentarse con la Policía en la capital francesa

Francia. Al menos 250 personas fueron detenidas en el marco de los choques que se produjeron la jornada de ayer entre policías y manifestantes en las protestas que sindicatos y chalecos amarillos habían convocado para el 1º de Mayo en París.

Se estima que más de 100 mil personas participaron de la movilización por la capital francesa en un ambiente festivo. Pero todo cambió hasta que llegaron a la altura de Montparnasse. En el restaurante La Rotonde, donde el presidente Emmanuel Macron celebró su victoria en las elecciones presidenciales de 2017, estallaron los enfrentamientos. Un grupo de manifestantes que, según el diario galo Le Figaro, pertenecería al Bloque Negro de los anticapitalistas franceses, lanzó objetos a la Policía, que respondió con gases lacrimógenos, granadas aturdidoras y balas de goma.

Te puede interesar...

El secretario general de la CGT, Philippe Martinez, denunció la infiltración de estos encapuchados de negro en las manifestaciones del Día del Trabajo. Los disturbios fueron de tal magnitud que el líder sindical, que fue alcanzado por un gas lacrimógeno, tuvo que cancelar su comparecencia y abandonar el lugar.

Las autoridades galas ya habían advertido de que unos 2000 miembros de los Bloques Negros, tanto franceses como del resto de Europa, podrían irrumpir en las tradicionales marchas sindicales del 1º de Mayo. La Prefectura de París informó que a alrededor de las 13 (8 de Argentina) había un total de 165 detenidos y se habían realizado más de 9000 controles preventivos. La cantidad de detenidos fue aumentando con el correr de las horas.

La líder ultraderechista Marine Le Pen, que aprovechó la jornada para rendir homenaje a Juana de Arco, acusó al Gobierno de “hacer todo lo posible para que los manifestantes de extrema izquierda sigan deteriorando” la situación de seguridad. Las movilizaciones se produjeron días después de que Macron anunciara una rebaja fiscal de 5000 millones de euros como parte del plan nacional que prometió para dar respuesta al descontento social que han puesto de relieve los chalecos amarillos.

En la previa de la marcha, 88 personas fueron detenidas por la Policía y se secuestraron todo tipo de elementos cortantes y armas. Los grupos más violentos son conocidos como “black blocks”. El ministro del Interior francés, Christophe Castaner, habló de entre 1000 y 2000 “activistas radicales”, entre los que no se descarta la presencia de protestantes extranjeros.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído